AP
20 de abril de 2015 / 05:14 p.m.

La Habana.- Las FARC anunciaron el lunes que mantienen el cese el fuego unilateral declarado en diciembre e insistieron en que los diálogos de paz con el gobierno colombiano deben continuar.

"Mantenemos el cese al fuego y a las hostilidades por tiempo indefinido", dijo el rebelde Iván Márquez.

Márquez leyó un comunicado en el cual la guerrilla manifestó que "hay que persistir las conversaciones. Estas no pueden romperse por ningún motivo".

En el mismo sentido, Humberto de la Calle, jefe de la delegación del gobierno, afirmó que "no vamos a desistir de continuar en el camino del diálogo" en un encuentro con la prensa tras el fin de uno de los ciclos de las conversaciones iniciadas en Cuba a fines de 2012.

Para De La Calle "se ha fracturado la esperanza" luego de que 11 militares fueran asesinados por las FARC la semana pasada en el suroeste colombiano y sostuvo en que el "camino construido de confianza y esperanza ha sido lastimado".

De La Calle afirmó que "las FARC han incumplido su propia palabra. Su promesa de declarar y mantener un cese de fuego unilateral" y agregó que "el mayor daño es a la credibilidad de las Farc.

Márquez, cuyo verdadero nombre es Luciano Marín, pidió en nombre de las FARC que el cese el fuego que los rebeldes decretaron "goce de una veeduría que evite muertes como las acaecidas el 14 de este mes".

Además los rebeldes volvieron a pedirle al presidente Juan Manuel Santos que se decida a firmar "un cese bilateral del fuego que ponga fin al desangre".

Por otro lado, la delegación del gobierno pidió "celeridad" a las conversaciones de paz que se celebran en la capital cubana. "El diálogo no es un fin. Es un medio. No estamos dispuestos a permanecer indefinidamente en la mesa ni a pactar a cualquier costo", señaló De La Calle.

Las partes anunciaron que tendrán ahora una interrupción de unos días y regresarán a la mesa el 28 de abril.

Desde fines de 2012 el gobierno y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a más de 50 años de confrontaciones entre las partes. Hasta la fecha se firmaron acuerdos parciales en tres de los cinco puntos de la agenda.