REUTERS
1 de septiembre de 2017 / 08:15 p.m.

BOGOTÁ.- Los excombatientes de las FARC están dispuestos a formar una coalición política para las elecciones legislativas y presidenciales del próximo año en Colombia en su intento por gobernar el país, anunciaron el viernes líderes del naciente partido que hizo su lanzamiento oficial con un concierto.

Las antigua guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia conformaron un partido político que ahora se llamará Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, después de que terminaron su lucha armada en un conflicto de 53 años con un acuerdo de paz que firmaron en el 2016 con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

"Queremos poner a disposición nuestras ideas para un gobierno de transición para la reconciliación y la paz de cara a las elecciones del 2018, bajo el entendido que su fundamento puede concebirse desde una gran coalición democrática de amplia convergencia construida a partir de lineamientos compartidos", dijo Iván Márquez.

"Hemos ingresado a la vida política legal porque queremos ser gobierno o hacer parte de él", agregó el jefe de la antigua guerrilla que enfrentó al Estado en una confrontación que dejó 220.000 muertos y millones de desplazados.

El acuerdo concedió amnistía a la mayoría de sus integrantes. Pero el nuevo partido político deberá recorrer un complicado camino convenciendo a la mayoría de los colombianos para que los respalden en las urnas en una sociedad conservadora y divida frente al acuerdo de paz.

La decisión del grupo de preservar su famoso acrónimo de FARC podría jugar en su contra políticamente, dado que muchos colombianos asocian la palabra con décadas de derramamiento de sangre, crímenes, ataques y secuestros, según analistas.

Las FARC tendrán 10 asientos asegurados en el Congreso hasta el 2026 bajo los términos del acuerdo, incluso si no alcanzan los votos necesarios. El nuevo partido se lanzó con una masivo concierto en la histórica plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, frente a la sede del Congreso y a pocos metros de la Presidencia.

Los líderes de las FARC han expresado sus temores de que los miembros del naciente partido puedan ser blanco de asesinatos en una repetición de lo que sucedió con unos 5.000 militantes de la Unión Patriótica, que surgió de un fallido proceso de paz con el gobierno en la década de 1980.


pjt