AP
22 de enero de 2016 / 01:38 p.m.

BOGOTA.- Las FARC pidieron el viernes la liberación de todos los rebeldes encarcelados como un gesto de buena voluntad con el proceso de paz que adelantan con el gobierno colombiano en Cuba.

"Hoy es claro que la libertad de todos los procesados y condenados por motivos políticos será pieza angular para el fin del conflicto", aseguraron en un comunicado las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La solicitud del grupo guerrillero se conoció dos días después de que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos concretara la libertad mediante un indulto de 16 rebeldes de un grupo de 30.

Todos, ha dicho el Poder Ejecutivo, fueron indultados porque estaban procesados o condenados por el delito de rebelión o conexos como el porte ilegal de armas o el uso privativo de uniformes de las fuerzas armadas. En ningún caso por crímenes atroces o de lesa humanidad.

Para las FARC, "queda en manos de la presidencia de la república la aprobación de nuevos indultos" y es potestad del fiscal general Eduardo Montealegre "la extinción de la responsabilidad penal para los miles de condenados y procesados por delitos políticos y de protesta social".

Los 16 guerrilleros que fueron liberados el miércoles dijeron la víspera que promoverán la paz y difundirán los acuerdos alcanzados en la mesa de negociación de La Habana.

Antes de terminar enero deberán quedar libres los otros 14 rebeldes, dijo el ministro de Justicia Yesid Reyes. Los indultados tienen como compromiso no volver a incurrir en el delito de rebelión ni regresar a las filas de las FARC.

Más tarde, las delegaciones negociadoras expidieron un comunicado conjunto en el que reiteraron su "voluntad y compromiso de concluir estas conversaciones" que conlleven a la culminación del conflicto entre las partes.

Para lograr ese objetivo y poder acordar los temas de la agenda de negociación que aún están pendientes, como la entrega de armas y la desmovilización de los rebeldes, los equipos negociadores optaron por "establecer un plan de trabajo con un cronograma que incluya tanto los temas restantes como los pendientes de los acuerdos ya logrados".

En adelante, por ejemplo, la delegación del gobierno permanecerá más tiempo en la isla.

Desde fines de 2012, el gobierno de Santos y las FARC adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a más de 50 años de conflicto armado interno.

Santos y el máximo jefe de las FARC, alias "Timoleón Jiménez" o "Timochenko", se reunieron en Cuba en septiembre de 2015 y se pusieron de acuerdo sobre el que, según expertos, era el puntos más complejo de la negociación: la justicia transicional o la forma en que los actores el conflicto pagarán por sus delitos.

En esa oportunidad, Santos y "Timochenko" le pusieron fecha a la firma de la finalización del conflicto: 23 de marzo de 2016. Sin embargo, voceros de la guerrilla han dicho que es difícil en tan poco tiempo despachar los temas que aún no han sido resueltos en la agenda de negociación.