REUTERS
20 de marzo de 2016 / 09:56 p.m.

La Habana.- Miembros de la guerrilla de las FARC se verán las caras con el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, en el marco de la visita que cumple el presidente Barack Obama en Cuba, dijeron el domingo un negociador rebelde y dos fuentes colombianas cercanas a las negociaciones de paz.

La reunión con Kerry será la primera entre un secretario de Estado de Estados Unidos y los rebeldes marxistas que tienen tres años negociando el fin del conflicto armado de más de medio siglo con el Gobierno colombiano.

Una fuente de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y otra cercana al Gobierno de Colombia confirmaron la reunión para el lunes en el Salón de Protocolo de El Laguito, en la periferia de La Habana.

Un portavoz de la delegación gubernamental dijo que los negociadores plenipotenciarios del Gobierno colombiano se reunirán con Kerry a las 15.00 hora local (1900 GMT), y una hora después el secretario de Estado estadounidense recibirá a la delegación de las FARC.

Ambos encuentros tendrán una duración de una hora aproximadamente y "será para hablar de los avances del proceso" de paz, dijo la fuente.

Tanto los rebeldes como los negociadores del Gobierno colombiano asistirán el martes a un partido de exhibición de béisbol entre los Tampa Bay Rays y el equipo nacional de Cuba, dijo la fuente de la oficina del Alto Comisionado.

Obama, quien asistirá al juego, se convirtió el domingo en el primer presidente de Estados Unidos en visitar Cuba en casi 90 años.

Sin embargo, el portavoz de la guerrilla colombiana, alias Pastor Alape, dijo que no sabía sobre la invitación al juego de béisbol.

Alape, cuyo nombre real es Félix Muñoz, agregó que los detalles de la reunión se trabajarían el lunes y que no estaba claro si el Gobierno de Colombia estaría en la misma habitación.

"Sí, se ha programado la reunión con Kerry", dijo Alape añadiendo que los rebeldes se reunirán el lunes con el enviado especial de Estados Unidos para el proceso de paz colombiano, Bernard Aronson, para acordar la agenda.

El Gobierno colombiano y las FARC discuten actualmente el cese bilateral y definitivo al fuego, en busca de poner fin al conflicto armado más longevo de Latinoamérica que ha dejado más de 220.000 muertos y millones de desplazados.

A pesar de los obstáculos en los tres años de negociación, ambas partes han logrado acuerdos sobre mecanismos para dar acceso a la tierra a los campesinos pobres, la transformación de la guerrilla en un partido político, justicia, lucha contra el narcotráfico, desminado y búsqueda de desaparecidos.

Ambas partes tenían previsto firmar el próximo 23 de marzo un acuerdo definitivo de paz, pero admitieron recientemente que no será posible porque aún quedan temas pendientes.