AP
24 de abril de 2016 / 09:30 a.m.

Ciudad del Vaticano. — El Papa Francisco dijo el domingo a los adolescentes que la felicidad no se puede descargar como si se tratara de una aplicación móvil.

El pontífice usó la referencia al dirigirse a los jóvenes de 13 a 16 años de edad que viajaron a Roma para un fin de semana dedicado al Año Santo.

Durante su homilía del domingo en la plaza de San Pedro, el papa dijo a unas 100 mil personas que "la felicidad no tiene precio" y que "no es una app que se puede descargar en sus teléfonos. La última actualización tampoco les podrá traer libertad ni la grandeza en el amor".

Un día antes, en un mensaje de video a los adolescentes reunidos en un estadio en Roma, Francisco comparó el estar desconectado de Dios por la falta de amor con el estar en un sitio donde no hay recepción de telefonía celular.

Después de la misa, decenas de sacerdotes vestidos de blanco rodearon a Francisco y muchos de tomaron fotos con él.