2 de junio de 2014 / 12:24 p.m.

España.- Es considerado el heredero mejor preparado de la historia de España. Tiene formación militar. Estudió derecho, economía y relaciones internacionales. Casado y padre de dos hijas, el príncipe Felipe de Borbón será Felipe VI de España y su esposa la reina Letizia.

Felipe VI, de 46 años, es el tercer hijo de Juan Carlos y Sofía. Nació en la clínica de Nuestra Señora de Loreto de Madrid el 30 de enero de 1968, cuando el dictador Francisco Franco todavía gobernaba España.

Juan Carlos asumió la jefatura de estado tras la muerte de Franco en 1975 y Felipe se convirtió automáticamente en heredero de la corona. En 1977, recibió el título de príncipe de Asturias.

Felipe cursó estudios militares en Zaragoza. En 1993 se hizo licenciado en derecho, estudiando también diversas asignaturas de la carrera de Ciencias Económicas en la Universidad Autónoma de Madrid.

Entre 1993 y 1995 completó una maestría en Relaciones Internacionales en la Universidad de Georgetown de Washington, en Estados Unidos.Apezarena, autor de varios libros sobre el futuro monarca, le describe como un hombre "muy preparado, prudente, leal al rey y enamorado de su esposa".

Amante del deporte, sobre todo la vela y el esquí, Felipe fue deportista olímpico y abanderado de la delegación española en los Juegos de Barcelona 1992. Una vez completada su formación, comenzó a desarrollar una amplia labor institucional como heredero de la corona.

Es la cabeza de los conocidos premios Príncipe de Asturias y desde hace años representa a España en las tomas de posesión de presidentes latinoamericanos.

En 2004, se casó con la periodista Letizia Ortiz, rompiendo una vieja tradición de matrimonios entre familias de sangre azul.Los futuros reyes son padres de dos hijas: Leonor y Sofía. Teóricamente Leonor será ahora la futura princesa de Asturias y heredera, pero para ello España debe reformar su constitución, que todavía prima al varón sobre la mujer en la línea sucesoria.

Para muchos expertos, Felipe es la fuerza que necesita la corona para revitalizarse. La imputación de la infanta Cristina y su esposo Iñaki Urdangarín por presuntos delitos de malversación de fondos públicos ha dañado la imagen de Juan Carlos y de monarquía.

Foto: Reuters

AP