REUTERS Y NOTIMEX
5 de octubre de 2016 / 07:41 a.m.

LOS CAYOS, Haití. - El huracán Matthew, la tormenta más feroz del Caribe en casi una década, se dirigía a Bahamas y la costa estadounidense el miércoles a primera hora, después de azotar Haití y Cuba con lluvias torrenciales que causaron estragos, principalmente entre la golpeada población haitiana.

Calificada por la ONU como la peor crisis humanitaria que azota a Haití desde el devastador terremoto del 2010, Matthew impactó el martes Cuba y Haití con vientos de 230 kilómetros por hora, destrozando pueblos, tierras de cultivo y complejos turísticos.

El feroz huracán Matthew azota Cuba; activan alerta en Florida
Matthew  fue degradado a tormenta de categoría tres en las primeras horas del miércoles. | AP
El feroz huracán Matthew azota Cuba; activan alerta en Florida
El huracán dejó sesis muertos en Haití y República Dominicana. | AP
El feroz huracán Matthew azota Cuba; activan alerta en Florida
Cientos de miles de personas fueron evacuadas por la tormenta, que causó graves inundaciones. | REUTERS
El feroz huracán Matthew azota Cuba; activan alerta en Florida
| REUTERS

Cientos de miles de personas fueron evacuadas por la tormenta, que causó graves inundaciones y provocó la muerte de cuatro personas en República Dominicana, así como al menos dos en Haití, los dos países que comparten la isla La Española.

Matthew, un huracán de categoría cuatro hasta el martes, fue degradado a tormenta de categoría tres en las primeras horas del miércoles, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, con sede en Miami.

La “costa dorada” de Florida, en el sureste de Estados Unidos fue puesta bajo alerta ante el inminente arribo del poderoso huracán Matthew, sin embargo, no había planes de evacuación todavía.

El gobernador Rick Scott, declaró el estado de emergencia, y el alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Giménez y advirtió a los residentes que viven a lo largo de la costa prepararse para posibles "impactos directos" de la tormenta que puede incluir tornados, fuertes lluvias y la erosión de las playas.

Debido al huracán, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, suspendió una visita que tenía programada a Miami este miércoles para apoyar la candidatura de la candidata demócrata Hillary Clinton.