3 de febrero de 2015 / 04:24 a.m.

Luis Figo, el holandés Michael van Praag y el príncipe jordano Ali bin al-Hussein fueron aceptados el lunes preliminarmente como los únicos rivales de Joseph Blatter en las elecciones de mayo para presidente de la FIFA, en tanto que el francés Jerome Champagne fue descartado por no haber conseguido el aval de cinco asociaciones nacionales.

Para ser admitido como candidato un dirigente tiene que contar con el apoyo de cinco de las 209 asociaciones nacionales afiliadas a la FIFA y Champagne fue respaldado por solo tres federaciones, según el organismo rector del fútbol.

Las cuatro candidaturas serán examinadas ahora por la comisión de ética de la FIFA y por el panel que supervisa la votación.

Se informó que el proceso durará unas dos semanas.

Las elecciones están programadas para el congreso de la FIFA del 29 de mayo en Zúrich.

Blatter, quien cumplirá 79 años antes de los comicios, lleva 17 años al frente de la FIFA y busca un quinto mandato.

El suizo es gran favorito para ser reelegido a menos que ocurra algo que descarrile su candidatura. La UEFA es la única confederación regional que se opone a su reelección.

Es así que se perfila una campaña de Blatter vs. los europeos.

La UEFA alentó a Figo y al príncipe Alí para que se postulasen. Van Praag, por su parte, integra el comité ejecutivo de la UEFA y el lunes recibió el respaldo de Johan Cruyff, quien le pidió a Figo que se hiciese a un lado y apoyase al holandés en los próximos cuatro años, durante los cuales podría ganar experiencia administrativa para luego suceder a van Praag, quien ha dicho que ocuparía el cargo solo un período.

Van Praag, ex presidente del Ajax, "es alguien con quien uno puede contar", dijo Cruyff en una columna publicada el lunes por diario De Telegraaf. Agregó que sigue la campaña "desde un costado" y que "si van Praag pide que lo apoye, lo haré".

Cruyff exhortó a los candidatos europeos a "usar el sentido común" y a trabajar conjuntamente.

"Creo que Luis Figo es un candidato excelente, pero necesita ganar experiencia administrativa", sostuvo. "Sería bueno que apoye a van Praag. Si Michael es elegido, Figo puede acompañarlo durante cuatro años y luego tomar el timón".

Van Praag declaró la semana pasada que desea presidir la FIFA durante un período para reformar una organización que "ha perdido toda su credibilidad".

El príncipe Alí, vicepresidente de la FIFA por Asia, podría no tener el apoyo firme de su región, que había dado su respaldo a Blatter.

Champagne criticó al presidente de la UEFA Michel Platini por no postularse y dijo que en la campaña habrá "candidatos de relleno que librarán las batallas que otros no tuvieron el valor de librar".

Van Praag es el único de los candidatos que ha presentado un programa detallado, el cual incluye la expansión de la Copa Mundial para incorporar más equipos que no son de Europa.

AP