19 de junio de 2013 / 01:31 p.m.

Reino Unido • El presidente Enrique Peña Nieto afirmó ayer que el tema de una mayor apertura en Petróleos Mexicanos está inscrito en el Pacto por México y que en el aspecto de la reforma energética, los partidos políticos y el gobierno federal coinciden en los temas fundamentales.

En conferencia de prensa tras reunirse con líderes del mundo en la cumbre G-8, el mandatario señaló: "Todos los partidos políticos y el gobierno de la República coincidimos en temas fundamentales: primero, que el Estado debe mantener la propiedad de los hidrocarburos, la rectoría de esta empresa (Pemex), que es de todos los mexicanos, y que debemos explorar los mecanismos que hagan posible ampliar la capacidad productiva de Pemex a través de la participación del sector privado".

Peña Nieto añadió que el debate sobre la reforma energética se presentará ante el Congreso, vía el Pacto por México, en el segundo semestre del año.

Cuestionado acerca del giro que tendrá Petróleos Mexicanos, el mandatario aseguró en dos momentos cuáles son las perspectivas para la paraestatal.

Primero, en una entrevista con el diario británico Financial Times, realizada en la ciudad de Londres en el contexto de su visita por la Cumbre del G-8, el mandatario aseguró que hasta ahora no se cuenta con los detalles que se presentarán en la reforma energética, pero confió en que será “trascendental” y que incluirá los cambios constitucionales necesarios para dar certeza a los inversionistas privados.

Sin embargo, más tarde, en conferencia de prensa luego de su encuentro con los líderes de los ocho países más poderosos del mundo, el Presidente aseguró que al interior del Pacto se evalúan las condiciones en las que se presentará el cambio en el funcionamiento de la paraestatal.

"Sobre la forma de cómo hacerlo es algo que estamos evaluando, si ha de ser a través de reforma constitucional, a lo mejor a través de una reforma a la ley secundaria; son temas que se están valorando en el acuerdo del Pacto por México antes de enviar la iniciativa. Evidentemente ustedes la conocerán de acuerdo con el calendario que el Pacto establece; se prevé que en el segundo semestre se habrá de presentar la propuesta para modernizar a Pemex y la industria que es y seguirá siendo para todos los mexicanos", dijo.

En la entrevista con Financial Times, Peña aseguró que la reforma se presentará a comienzos de septiembre y admitió que hay opiniones distintas respecto a lo que puede plantearse en la reforma energética, pero apuntó que el Pacto por México incluye a las fuerzas políticas más importantes.

"Aunque el Pacto no incluye a todo el mundo, sí incluye a las partes más importantes. Y siempre habrá voces disidentes, como sucede en cualquier democracia libre", dijo.

En ese sentido, el mandatario admitió que las elecciones que se tendrán en el país el próximo 7 de julio “han causado tensiones políticas”, pero confió en que las diferencias esporádicas no pongan en peligro las reformas.

Peña también habló de otros temas, como la legalización de las drogas, y señaló que "México no está a favor… Pero si después de un debate integral y hemisférico se llegase a esa decisión, entonces México la acataría".

Después de su participación en la Cumbre del G-8, el mandatario informó que en el encuentro con otras potencias se concretaron los acuerdos para lograr el intercambio de información con el fin de evitar la evasión fiscal.

También dijo que México se adhirió a la declaratoria que se firmó en el G-8 sobre convenios relacionados con el intercambio de la información financiera en tiempo real para evitar la evasión del pago de impuestos.

México también signó un punto en el que los gobiernos se comprometen a alejarse de medidas proteccionistas “y concertar nuevos acuerdos comerciales que impulsen la creación de empleos y crecimiento a nivel mundial”, dice el documento.

De acuerdo con el texto, el compromiso de los países es "combatir la lacra para la evasión fiscal".

Otro punto en la Declaración de Lough Erne tiene que ver con que los países en desarrollo deben contar con la información y la capacidad de recaudar impuestos que se les adeudan y "los demás países tienen la obligación de ayudarles".

El mandatario mexicano también dio a conocer que durante su participación en la Cumbre se concentró en promover las inversiones hacia México y en fortalecer su presencia como potencia emergente.

Reiteró su satisfacción por que los países líderes en materia económica reconozcan el avance que ha tenido el país a partir de los acuerdos que se firmaron en el Pacto por México.

"Las reformas permitirán que México avance, que genere empleo, por eso se pudo compartir el espacio con otras potencias", dijo.

También señaló que gracias a las reformas que se han alcanzado en los últimos meses en México, se han dado algunos visos de transformación y modernidad de las instituciones, lo que beneficia a la estabilidad y la intención de inversión en el país.

Peña Nieto acudió a Irlanda del Norte para participar en la Cumbre del G8, a la que fue invitado junto con países como Libia, Liberia, Senegal y Etiopía, así como con dirigentes de organismos multilaterales, como el Banco Mundial, la OCDE y el Fondo Monetario Internacional.

"Como ídolo de cine"

El periodista John Rathbone, autor de la entrevista de Peña Nieto con el Financial Times, describe al presidente de México como un mandatario "con el aspecto y carisma de un ídolo de cine".

Rathbone destaca que el jefe del Ejecutivo arribó al encuentro acompañado de una gran comitiva, conformada por sus secretarios de Estado.

El acuerdo firmado por las potencias mundiales consta de 10 puntos, todos relacionados con temas económicos y el intento por evitar la evasión de impuestos.

MIRIAM CASTILLO