MILENIO DIGITAL
6 de marzo de 2017 / 10:58 a.m.

WASHINGTON.- El presidente de los Estados Unidos Donald Trump firmó este lunes la versión revisada de su polémico veto migratorio que prohíbe la entrada al país refugiados y ciudadanos de varios países de mayoría musulmana, después de que el primero fuera bloqueado por los tribunales y provocara fuertes protestas.

La nueva orden ejecutiva, que entrará en vigor el 16 de marzo, establece la suspensión temporal de entrada al país durante 90 días a los ciudadanos de seis países de mayoría musulmana -Sudan, Siria, Irán, Libia, Somalia y Yemen- que estén fuera de Estados Unidos y no tengan un visado en vigor.

Los ciudadanos de Irak, que estaban incluídos en la primera orden ejecutiva que firmó Trump en enero, no se verán afectados por el nuevo veto migratorio.

La administración Trump decidió sacar a Irak del veto migratorio temporal debido a las mejoras realizadas por este país a la hora de investigar los antecedentes de sus ciudadanos y a una mejora de la cooperación con Estados Unidos.

Tampoco se verán afectados por la nueva orden ejecutiva aquellos ciudadanos de estos seis países que tengan un visado en vigor o que sean residentes permanentes, es decir, que tengan "tarjeta verde", la famosa "green card", ni los diplomáticos.

El objetivo de esta nueva orden ejecutiva es, al igual que la primera, proteger a Estados Unidos de la entrada de terroristas extranjeros, según el gobierno.

En la orden ejecutiva firmada en enero se establecía una suspensión de 120 días del programa de refugiados y se prohibía de forma indefinida el ingreso de ciudadanos sirios hasta que se determinara si era seguro admitirlos en el país.

La nueva orden ejecutiva establece también la suspensión de 120 días del programa de refugiados. Pero los refugiados sirios son tratados de la misma forma que el resto de refugiados.

Tras la firma, el secretario estadunidense de Estado, Rex Tillerson, afirmó que el decreto es "vital" para la fortalecer la seguridad nacional de Estados Unidos.

"La orden ejecutiva firmada por el residente para proteger la nación de la entrada de terroristas extranjeros es una medida vital para fortalecer nuestra seguridad nacional", dijo el jefe de la diplomacia estadunidense.

Por su parte, Jeff Sessions , fiscal general de EU agergó que la orden ejecutiva se realiza con el fin de revisar a las personas que entran a EU y que el departamento de Justicia defenderá y hará valer la orden del presidente.

Tras las declaraciones, la dreamer mexicana, Astrid Silva, dijo que las acciones ejecutivas siguen siendo en contra de las comunidades musulmanas y no solo las mexicans y que las mismas son muy diferentes a las dichas por el presidente antes de tomar el poder.

Agregó que seguirán las movilizaciones contra las decisiones del presidente Trump tanto en las calles como en las cortes del país.