REUTERS
29 de febrero de 2016 / 04:38 p.m.

Bogotá.- La Fiscalía de Colombia capturó el lunes a un hermano del ex presidente Álvaro Uribe, a quien acusa de concertarse para delinquir, de homicidio agravado y por la conformación de un escuadrón paramilitar responsable de varios crímenes, lo que podría profundizar la disputa entre el dirigente político opositor y el Gobierno.

La captura de Santiago Uribe en Medellín está relacionada con un viejo proceso por la creación del grupo paramilitar denominado Los doce Apóstoles. El implicado y el ex mandatario han negado en varias ocasiones que hayan tenido relación con la organización.

Los grupos paramilitares -que surgieron en la década de 1980 financiados por terratenientes, ganaderos, empresarios y narcotraficantes para defenderse de la guerrilla izquierdista- están acusados de cometer violaciones a los derechos humanos como asesinatos, masacres y desapariciones.

Antiguos funcionarios del Gobierno de Uribe enfrentan procesos judiciales en Colombia y otros se encuentran exiliados, en lo que quien fue presidente entre 2002 y 2010, califica como una persecución política de su sucesor y antiguo aliado, el presidente Juan Manuel Santos.

Álvaro Uribe, actual senador y líder de un partido político, es el más fuerte opositor a la negociación de paz entre el Gobierno de Santos y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para terminar un conflicto de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.