9 de marzo de 2015 / 02:58 a.m.

En una noche inspirada de Erick Tovar, que consiguió media docena de goles, así como una demostración de trabajo físico y táctico impresionante, Monterrey Flash logró con autoridad quedarse con el título de la División Sur de la Major Arena Soccer League al aplastar 11-1 al Dallas Sidekicks.

Ante más de seis mil aficionados que disfrutaron el encuentro, la sexteta regiomontana obtuvo su derecho para disputar la final del Oeste de la MASL el próximo domingo en la misma Arena Monterrey contra Las Vegas Legends.

Imponiendo sus condiciones desde el sorprendente arranque del partido, el equipo regio, en menos de 4 minutos, impuso las condiciones con un espectacular gol de Genoni Martínez que contó con la complicidad del portero texano Sagu, quien no pudo contener el tremendo cañonazo del Jefe de Jefes y terminó por anidarlo en su propia portería.

Pero la cuenta apenas empezaba, pues vino el turno de Tovar quien se destapó con par de goles en el primer cuarto, para marcar otro par en el segundo y poner el tanteador 5-0; Ángel Hernández y Edgar Flores aportaron dos más antes de irse al descanso con un abrumador 7 goles a 0.

En la continuación del tercer cuarto, el equipo dirigido por Antonio Carlos Pecori, Tatú, continuó sin dar señales de recuperación, permitiendo que los locales continuaran en forma ascendente, gracias a las anotaciones de Miguel Garza, Erick Tovar, en dos ocasiones más, y Alex Cáceres, hasta que finalmente, faltando 2 minutos de juego, Cody Ellis anotó el único gol para los de Dallas, rompiendo el cero de la meta de Diego Reynoso.

Tres pasos eran los que separaban al Monterrey Flash de levantar el título; ya dieron el primero con facilidad, pero el segundo escalón será más peligroso y con sabor a revancha frente a Las Vegas Legends, pues los Regios no olvidan la derrota sufrida en el torneo regular a manos de las leyendas, por lo que desean matar dos pájaros de un tiro: cobrar la afrenta e instalarse en la gran final de la MASL.

JOSÉ LUIS GARZA