10 de marzo de 2015 / 04:43 a.m.

Las lesiones no dejan en paz al Chepo de la Torre y hasta la mitad de la temporada el técnico ha tenido que sobreponerse hasta las lesiones, pues van nueve en lo que va del semestre, más Rafael Márquez Lugo, quien aún no se recupera de sus molestias en las rodillas.

Faltan camillas en la enfermería rojiblanca.

La última lesión que sufrió el Rebaño fue en el fin de semana cuando a los 17 minutos Aldo de Nigris pidió las asistencias y a los pocos segundos el cambio. El regio fue contundente "sentí un tirón atrás" y no hay para más. Forzar un cambio, Omar Bravo calentó menos de tres minutos ante un clima adverso debajo de ocho grados y una sensación térmica rozando los tres grados en Querétaro. Aldo de Nigris vivía su mejor forma física y futbolística y ahora se pierde la parte más importante del torneo, se baja del juego en Puebla, contra Toluca y no es seguro que llegue al Clásico ante Atlas.

La malaria de las lesiones comenzó con Miguel Ponce, quien sufrió una ruptura de menisco externo en la rodilla derecha, fue operado, tres semanas fuera y volvió a la titularidad sin ningún problema.

Otro que pasó por la enfermería fue Marco Fabián quien padeció una ruptura fibrilar del músculo vasto del cuádriceps del muslo izquierdo, tras dos semanas volvió a la actividad.

Por su parte, Fernando Arce, tuvo una lesión muscular grado uno en su pierna izquierda, que lo mantuvo al margen por tres semanas, tras recibir su alta médica, sólo ha visto acción sólo un par de minutos.

Reyna es uno de los habituales en el área de recuperación en Verde Valle, primero fue una contractura muscular en los isquiotibiales en el muslo de la pierna derecha que lo tuvo dos semanas de baja, después ante el Santos Laguna sufrió una luxación del codo izquierdo que lo marginó casi un mes de toda actividad con el equipo de Primera División.

El tercer portero, una de las promesas del conjunto rojiblanco.

Miguel Jiménez en un partido de la Sub 20 tras un choque salió con una fractura de cubito del brazo izquierdo, fue operado y sigue en su rehabilitación que será de tres meses, por lo cual subieron como tercer portero a Toño torres.

Hace un par de semanas, Aldo de Nigris tuvo una contusión en el primer dedo del pie derecho, una semana de baja, al igual que Néstor Vidrio quien fue diagnosticado de una fascitis plantar y ambos se perdieron el juego de la jornada cinco cuando perdieron ante Santos Laguna.

Son nueve lesiones en lo que va del semestre, mucho trabajo para el doctor Jesús Robles y el área de kinesiología que atiende Jorge Roach y Antonio de la Torre y dolores de cabeza para el Chepo quien ha tenido que implementar variantes tácticas al perder hombres valiosos para su esquema.

JESÚS HERNÁNDEZ TÉLLEZ