20 de noviembre de 2013 / 10:58 p.m.

México.- La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad el dictamen que reforma la Ley General de Educación, con el fin de potenciar el fomento de valores universales y los derechos humanos en la formación de niños y jóvenes.

El pleno avaló con 349 votos a favor cambios a los artículos 2, segundo párrafo; 7, fracción VI; 8, primer párrafo; 9 y 40 de la Ley General de Educación y surgen de una iniciativa de los diputados Leticia Calderón Ramírez y Rocío Adriana Abreu Artiñano, del Revolucionario Institucional y José Francisco Coronato Rodríguez, de Movimiento Ciudadano.

Al fijar la postura de su partido, Calderón Ramírez señaló que de acuerdo con un estudio hecho entre 37 países de Latinoamérica en 2009, "sólo 10 por ciento de los estudiantes mexicanos de segundo de secundaria demostró que comprende los conceptos cívicos y de ciudadanía.

Además, 27 por ciento desconoce y no identifica la diferencia entre justicia e injusticia.

Consideró que la confusión y distorsión en valores ocasionan actitudes y actuaciones destructivas que generan el deterioro social.

En las reformas aprobadas, precisó, la educación debe estar asentada en las bases de los derechos humanos, que se debe promover la práctica de los valores humanos universales, el respeto de los derechos de las personas y el pensamiento crítico humanista.

Además, potenciar en la educación inicial el desarrollo físico, cognoscitivo, afectivo y social de los menores de cuatro años de edad, que incluye orientación a padres de familia o tutores para la educación de sus hijas, hijos o pupilos.

Añadió que es momento de establecer las bases de la educación y que los valores no queden en el simple discurso, sino que sean la esencia de la política educativa definida en los planes y programas de estudio.

En tanto, el legislador Ernesto Alfonso Robledo Leal, habló a nombre del Partido Acción Nacional (PAN) y señaló que "la sociedad que queremos privilegia la vigencia de los derechos humanos, da prioridad a que todos tengan lo necesario para vivir y también desarrollarse".

"Aspiramos a que México tenga un Estado eficaz, que respete libertades y ponga límites a excesos y desigualdades, capaz de articular políticas sociales integrales para asegurar el bienestar de su población", expuso.

Ante todo, indicó, "necesitamos garantizar a los mexicanos el acceso a una educación universal, inclusiva e intercultural en todos los tipos, niveles y modalidades, con el firme objetivo de fortalecer la formación en los valores cívicos y éticos entre niños y jóvenes mexicanos como un medio para evitar la expansión de la violencia que ahora se multiplica en el país".

Al hablar a nombre de Movimiento Ciudadano, el diputado José Francisco Coronato Rodríguez, comentó que en todo el mundo se vive una ola de violencia alarmante y derivado de esto, por lo menos en México cada vez tenemos más delincuentes jóvenes y las consecuencias agravan la situación en la que se vive.

"Debemos implementar en las escuelas públicas los valores universales, lo cuales requieren del reconocimiento de las características humanas que tenemos en común, del respeto a la dignidad humana y consideración para las personas con ideologías y culturas diferentes", mencionó.

Entre los valores humanos básicos, dijo, se encuentran la búsqueda de seguridad y de orden social, la cortesía, el respeto, la lealtad, la responsabilidad, la justicia social, la paz, la tolerancia y la independencia, entre otros.

Por Nueva Alianza, fijó postura Dora María Guadalupe Talamante Lemas, mencionó que por más de 25 años "nos olvidamos de la enseñanza y aprendizaje de los valores como aspecto fundamental de la educación, restándoles el reconocimiento que merecen y el importante papel que juegan en la composición del tejido de cualquier sociedad".

En tanto, Judit Magdalena Guerrero López, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) expuso que frente a los desafíos que enfrenta México, la educación constituye el proceso y la herramienta indispensable para que la sociedad pueda progresar hacia mejores condiciones de justicia, libertad y desarrollo, pero sin la adecuada y sólida formación en valores no se puede avanzar hacia ningún lado.

Hoy, agregó, en este entorno de grandes transformaciones que experimenta el país, el Estado mexicano necesita recuperar su elevada misión ética de alentar la formación individual y colectiva de valores y de superar las prácticas de impunidad y corrupción e injusticia.

Es importante, precisó, diseñar programas pedagógicos y planes curriculares en los sistemas escolarizados, que fortalezcan la educación y formación en valores de los niños, los jóvenes y de la sociedad mexicana en su conjunto.

Hay que decir, admitió, que estos valores no son considerados ni contemplados a plenitud en los principios y ejes jurídicos normativos de la educación mexicana.

Notimex