NOTIMEX
25 de marzo de 2016 / 10:00 a.m.

París.- La policía francesa descubrió armas y explosivos como los usados en los atentados de París y Bruselas en la vivienda de un presunto yihadista detenido la víspera en las afueras de esta capital, informaron fuentes oficiales.

De acuerdo con las fuentes, el detenido, un francés de 34 años que responde al nombre de “Reda K”, tenía en su vivienda “varias armas”, entre ellas, “al menos una kalasnikov” y explosivos del tipo “TATP”, el mismo usado en los atentados de París del 13 de noviembre del año pasado y esta semana en Bruselas, Bélgica.

Ese explosivo “es fácil de fabricar e inestable”, explicaron expertos de seguridad a medios locales.

Por ello, artificieros que se desplazaron al domicilio registrado hicieron estallar el explosivo en un parque cercano, precisaron las fuentes.

La noche pasada, el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, informó que el arresto del individuo fue una “importante detención” porque tenía un “proyecto avanzado” para perpetrar un atentado en Francia.

En una comparecencia ante los medios, Cazeneuve subrayó que el arresto del sospechoso, cuya identidad no facilitó, permitió “hacer fracasar un proyecto de atentado en Francia que se encontraba en un estado avanzado”.

El titular del Interior precisó que “ningún elemento tangible liga este proyecto a los atentados de París y de Bruselas”.

La policía “sospecha de que está implicado a alto nivel en el seno de una red terrorista que proyectaba atacar Francia”, indicó el ministro francés.

El hombre fue detenido en un importante operativo desarrollado en Argenteuil, noroeste de París, en la que intervinieron decenas de agentes, se cortaron calles y fueron evacuadas varias viviendas.

El hombre estaba fichado como “extremadamente peligroso” por la policía, había sido condenado en Bélgica y conocía a Abdelaziz Abaoud, el líder del comando yihadista que cometió los atentados de París del 13 de noviembre.

Desde inicios de este año 75 individuos ligados con actividades terroristas fueron detenidos en Francia y 28 de ellos están encarcelados.