28 de abril de 2013 / 07:44 p.m.

Ciudad de México • El Frente Amplio Campesino anunció que se integra a las mesas temáticas del Pacto por México con las propuestas: Programa Nacional Alimentario y la Cruzada Nacional por la Producción de Alimentos.

El vocero de la organización, Marco Antonio Ortiz Salas, señaló que el objetivo central de los citados programas es la agricultura familiar, los pequeños productores, los pueblos y las comunidades indígenas, y que estén blindados por una Procuraduría Social que impida su uso político-partidista.

Ortiz Salas destacó en un comunicado que la soberanía alimentaria y la sustentabilidad ambiental deben ser los ejes rectores de toda política de combate a la pobreza.

Explicó que durante la etapa de diálogo y negociación establecidos para llegar al Pacto Rural, el Frente propondrá un presupuesto-PEC orientado a pequeños y medianos productores; una producción agroalimentaria que rescate la soberanía alimentaria; y un sistema que privilegie el consumo y el mercado interno, entre otras.

El también secretario general de la Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas, dijo que los integrantes del FAC demandarán la cancelación de los permisos para la siembra comercial de semillas genéticamente modificadas o cultivos transgénicos, en especial el maíz.

Sobre la tenencia de la tierra, dijo que la propiedad social, ejidal y comunal representan 52 por ciento del territorio nacional, por ello el Estado tiene la obligación de preservar, proteger y garantizar su integridad territorial y su destino social.

Señaló que se debe impulsar el desarrollo en el sur-sureste, ya que es la región del país en donde se concentran los mayores índices de pobreza y marginación, y a su vez con "la mayor diversidad y cantidad de recursos naturales".

Por lo que consideró que invertir en esa región incrementaría la producción de alimentos hasta en 20 millones de toneladas; para lo cual, dijo, se requiere una reforma legislativa a fin de que los subsidios de distribuyan de mejor manera, pues de lo contrario se vulneran derechos y capacidades de los pequeños y medianos productores.

Subrayó que propondrán una reforma rural que transforme y mejore las estructuras productivas y económicas que existen en el medio rural, todo en beneficio de la nación y en donde los indígenas tengan los mismos derechos y oportunidades que el resto de los mexicanos.

NOTIMEX