AP
30 de mayo de 2017 / 02:31 p.m.

BERLÍN.- La policía de un estado de Alemania interrogaba el martes a un solicitante de asilo de 17 años de edad, después de que una unidad táctica lo detuvo bajo sospecha de que planeaba un ataque suicida en Berlín.

La policía del estado de Brandeburgo dijo que el adolescente fue detenido el martes en el pueblo de Gerswalde, 100 kilómetros (60 millas) al noreste de Berlín, después de saber que había enviado un mensaje de despedida a sus familiares donde dijo que "se había unido a la yihad" o guerra santa.

El mensaje fue enviado la semana pasada a través de WhatsApp y las autoridades de Brandeburgo fueron alertadas de su existencia el lunes por la noche por las autoridades de otros dos estados alemanes, precisó a The Associated Press el portavoz de la policía de Brandenburgo, Torsten Herbst.

Dijo que la policía estaba investigando y que el adolescente seguía siendo interrogado, pero que hasta el momento no había evidencia de que hubiera planes de un ataque concreto.

El Ministerio del Interior a nivel federal añadió que no hay indicios de un ataque inminente. El Ministerio no identificó al sospechoso, pero dijo que era de nacionalidad siria.

Sin embargo, Herbst dijo que los investigadores estaban comprobando si el hombre se registró falsamente como sirio, pues existía la posibilidad de que su origen real fuera un país del norte de África.

El adolescente llegó a Alemania en 2015 como menor de edad sin compañía de sus familiares y se registró como solicitante de asilo.

Ha estado viviendo desde 2016 en un hogar en Gerswalde para refugiados menores de edad. Fue detenido allí la mañana del martes.

Funcionarios de seguridad alemanes han advertido repetidamente que el país está en la mira de grupos terroristas internacionales.

Alemania sufrió varios ataques violentos de extremistas islámicos el año pasado, entre ellos uno en diciembre, cuando un ciudadano tunecino robó un camión y atacó con él un mercado navideño de Berlín, mató a 12 personas e hirió a decenas más.

Ese ataque fue llevado a cabo por un joven tunecino a quien se le denegó el asilo en Alemania y fue reivindicado por el grupo Estado islámico.

ilp