AP
6 de mayo de 2016 / 11:30 a.m.

El Cairo.- Un funcionario del gobierno egipcio culpó a los dibujos animados de "Tom y Jerry" por diseminar una cultura de violencia.

Las acusaciones de Salah Abdel-Sadek, jefe del Servicio de Información del Estado, afiliado a la presidencia, surgieron en un foro en El Cairo esta semana.

Abdel-Sadek les dijo a académicos, especialistas en los medios de comunicación y figuras públicas que estaban reunidos para discutir la violencia, que la culpa era de videojuegos y dibujos animados.

Dijo que los niños ven a Tom y Jerry "golpearse y detonar explosivos" y "en sus mentes es algo normal".

Las declaraciones contrastan enormemente con la realidad en Egipto.

El país está sumergido en una violenta insurgencia islamista y regularmente vive duras medidas represivas de las agencias del orden contra las protestas. Miles de disidentes políticos están presos.