15 de agosto de 2013 / 02:32 p.m.

México  • El Congreso dio entrada a la iniciativa presidencial de reformas constitucionales a los artículos 27 y 28 que abren el petróleo, gas y electricidad a la iniciativa privada.

El líder priista en el Senado, Emilio Gamboa, presumió que junto con Acción Nacional tienen los votos suficientes para sacarla adelante, aunque dijo que la iniciativa oficial no saldrá limpia y buscarán sumar al PRD.

A su vez, Acción Nacional flexibilizó su postura crítica y aunque el diputado Luis Alberto Villarreal y el senador Jorge Luis Preciado coincidieron en que la reforma del Ejecutivo es insuficiente, el segundo adelantó que buscarán un punto intermedio entre ambos proyectos y el que presente el PRD.

De su parte, el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, replicó que aunque el dirigente de su partido, Jesús Zambrano, haya dicho que se revisará la reforma energética al seno del Pacto por México, los legisladores no están de acuerdo, por lo que no permitirán que se negocie en esa instancia ni que la reforma política sea moneda de cambio por la energética.

El coordinador Gamboa Patrón dijo que hablar de tiempos sería apresurado. “Lo que sí estoy convencido es que vamos a hacer nuestro mejor esfuerzo de sumar al PRD para que tengamos una reforma con una gran mayoría de parte de todos los senadores”.

No obstante, ponderó que sin duda con los votos de Acción Nacional “alcanzamos las dos terceras partes. El Partido Verde Ecologista está de acuerdo con la reforma. Con las modificaciones que vamos a tener que hacerle es muy claro que no saldrá limpia la iniciativa del Presidente de la República, sino que tendrá modificaciones por parte de algunas senadoras y senadores”.

Agregó que sí le alcanza al PRI, “pero lo que voy a hacer hasta mi cansancio, es buscar que el PRD esté en la discusión y que se pueda sumar a la votación el día que pase al pleno la reforma energética”.

De su parte, el coordinador de los diputados priistas, Manlio Fabio Beltrones, coincidió con el perredista Barbosa en que la reforma energética no tendría que ir al Pacto a ser discutida, al argumentar que en el momento en que ha entrado al Senado como cámara de origen será a esta soberanía a la que le toque discutirla para alcanzar los consensos necesarios.

“Los partidos que integran el Pacto por México están en su derecho de discutir lo que quieran, pero el Congreso, al haber conocido una iniciativa del Presidente de la República, como lo hizo también con una iniciativa el Partido Acción Nacional, está obligado a ser el centro de la discusión y el debate, para formalizar su aprobación en el futuro”.

—¿No intervendrá de manera alguna, entonces?

—Sí. Estoy diciendo que en el Pacto por México tienen el derecho a discutir todo lo que ellos consensen, pero los que estamos obligados a discutirla somos los senadores, los diputados, los legisladores, porque se trata ya de una iniciativa formal, tanto la del PAN, como la del Presidente de la República. Aquí en el Senado habrán de surgir las conclusiones, que después nosotros como Cámara de revisión habremos de conocer.

 — ANGÉLICA MERCADO, OMAR BRITO E IVÁN VILLAVICENCIO