19 de abril de 2013 / 12:28 a.m.

Mérida • La liberación del general Tomás Ángeles Dauahare ante el desistimiento de las acusaciones en su contra por parte de la PGR, representa un caso en el que se cometieron “excesos institucionales” que no tienen justificación alguna, señaló el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl Plascencia Villanueva.

De gira por Mérida, el ombudsman nacional calificó de lamentable que una persona inocente pueda pasar tiempo en prisión.

Señaló que hay que saber distinguir entre testigos protegidos y delincuentes colaboradores para evitar que la justicia siga orientada a darle veracidad a declaraciones de la delincuencia que decide cooperar, pero que está dispuesta a declarar en contra de quien sea, lo que a la postre solo ocasionan problemas de injusticias como en este caso.

“Esas son las prácticas que debemos evitar y es ejemplo de que las principales denuncias presentadas a la comisión en contra de las autoridades se refieren a la falta de recepción de denuncias, maltrato, indolencia y la falta de investigación”.

Por ello, Plascencia Villanueva consideró necesario “seguir fortaleciendo el andamiaje institucional en torno a la capacitación de policías y servidores públicos en el marco del nuevo sistema de justicia oral penal y acusatoria”.

DANIEL BARQUET