10 de diciembre de 2014 / 08:49 p.m.

Chile.- La petición de un diputado derechista chileno para que hoy se rindiera un minuto de silencio en recuerdo del ex dictador Augusto Pinochet (1973-1990), a ocho años de su muerte, generó una polémica en este país sudamericano.

El legislador de la derechista opositora Unión Demócrata Independiente (UDI), Ignacio Urrutia, solicitó en la sesión de este miércoles guardar un minuto de silencio por un nuevo aniversario de la muerte de Pinochet, lo que fue aceptado por la Mesa de la Cámara.

Tras la solicitud, un grupo de legisladores de la gobernante Nueva Mayoría y de la centro-derechista Amplitud, abandonaron el hemiciclo y ocuparon las redes sociales para manifestar su condena a la petición.

El jefe de la bancada de la oficialista Democracia Cristiana, Matías Walker, escribió en la red social Twitter "una provocación que la UDI haya pedido un minuto de silencio por Pinochet en el Día Internacional de los Derechos Humanos. Nos retiramos de la sala".

El diputado democristiano René Saffirio indicó por su parte en la sala que "esta acción, recordando a un dictador, es inaceptable, pues estamos hablando de quien fuera responsable de masivos atropellos a los derechos humanos en Chile".

La diputada comunista Camila Vallejo indicó por su parte "impresentable la UDI, pidiendo un minuto de silencio para Pinochet, y en el día de los derechos humanos!! UDI, tu silencio es impunidad!".

El presidente de la Cámara de Diputados, el oficialista Aldo Cornejo, explicó por su parte que "cualquier diputado, 15 minutos antes de iniciarse la sesión, puede pedir un minuto de silencio, como ocurrió hoy (miércoles)".

"El reglamento no le otorga facultades al presidente de la Cámara ni a ningún miembro de la mesa para calificar el mérito o las cualidades o condiciones de la persona a la cual se le está pidiendo el minuto de silencio", añadió el legislador.

El vicepresidente de la UDI, el diputado Gustavo Hasbún, aseveró que "uno en la vida tiene que aprender a ser tolerante, aceptar las diferencias de opinión y, ante todo, ser respetuoso".

"Hay diferencias de opinión, pero esas diferencias no pueden transformarse en un show mediático, menos en el hemiciclo de la Cámara de Diputados, que es el seno de la democracia", recalcó.

El ministro secretario general de Gobierno, Álvaro Elizalde, comentó por su parte que "hoy el mundo conmemora un aniversario más de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y lo que ha acontecido hoy da cuenta que la derecha no ha aprendido nada".

"Han pretendido rendir un homenaje a quien dividió a los chilenos, causó grave dolor y pérdidas irreparables a muchas familias de nuestro país", puntualizó el funcionario.

Precisó que la derecha opositora "sigue anclada en el pasado, un pasado doloroso que los chilenos queremos superar para que nunca más se cometan violaciones graves a los derechos humanos".

Pinochet, quien gobernó este país sudamericano entre el 11 de septiembre de 1973 y el 11 de marzo de 1990 tras derrocar con las Fuerzas Armadas al presidente constitucional Salvador Allende, murió el 10 de diciembre de 2006 en el Hospital Militar de Santiago.

FOTO: Especial

TEXTO: NOTIMEX