NOTIMEX
1 de diciembre de 2013 / 08:32 p.m.

México.- La mejor manera de combatir la pobreza y la desigualdad en el país es generando empleos, y en el primer año de la actual administración se sentaron las bases para el crecimiento económico de México, afirmó la titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles Berlanga.

En un comunicado, detalló que la Cruzada Nacional Contra el Hambre y una política social de nueva generación puso fin al asistencialismo, y en la actualidad se atiende a tres de siete millones de personas en pobreza alimentaria extrema.

Durante la toma de protesta a los integrantes de los Comités Comunitarios y brigadistas de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, en el Centro de Convenciones Siglo XXI, en Campeche, señaló que el gobierno federal impulsa reformas para que en México haya mejor distribución de la riqueza y se avance en la superación de rezagos.

La prioridad del presidente Enrique Peña Nieto es un México incluyente y próspero, para lo que se trabaja de la mano con la sociedad a través de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que en una primera etapa atenderá a siete millones de mexicanos de 400 municipios.

La funcionaria federal agregó que en los últimos 10 meses se ha atendido a tres millones de personas con alguno de los 70 programas sociales de 19 dependencias federales, con una inversión de 290 mil millones de pesos.

Lo anterior, a través de acciones como la instalación de comedores comunitarios, la entrega de la tarjetas de apoyo alimentario SIN Hambre; la ampliación de Diconsa y Liconsa y la afiliación de nuevos derechohabientes a los programas Pensión Para Adultos Mayores +65 y el Seguro para Jefas de Familia.

Robles Berlanga indicó que el programa Oportunidades llega a 30 mil comunidades que son las que más necesitan el apoyo del gobierno, lo que se traduce en ayuda a 6.5 millones de familias mexicanas.