NOTIMEX
26 de febrero de 2015 / 09:02 p.m.

Villarreal se sobrepuso a un lento arranque y terminó por imponerse con autoridad a Salzburgo con global de 5-2 para acceder a octavos de final de Europa League, gracias a la soberbia labor de los mexicanos Giovani y Jonathan dos Santos.

 

El doblete del argentino Luciano Vietto (33 y 76), así como la anotación de “Gio” (79) ayudaron a que el “Submarino amarillo” saliera a flote de un inicio que se le estaba complicando en la Red Bull Arena por el gol de Marco Djuricin (18).

Los dirigidos por Marcelino García Toral se sacudieron la confianza del 2-1 que celebraron en la “ida” para revertir el dominio que gestaban los locales, quienes después de abrir el marcador, estaban virtualmente clasificados por el gol que consiguieron en El Madrigal.

Incluso, tras ponerse adelante, obligaron a un lance notable del arquero Sergio Asenjo para impedir que la cabaña del club español fuese vulnerada de nueva cuenta.

Fue entonces cuando la visita reaccionó en primera instancia de la mano de “Jona”, quien arrancó titular y se encargó de cobrar un tiro libre perfecto, “pintando” un centro perfecto para que el “pampero” peinara el esférico, que se coló pegada al poste para el 1-1 parcial.

Las escuadras se fueron al descanso con los cartones igualados y con la pizarra acumulada favorable a Villarreal, que quiso evitar más contratiempos y salió al segundo tiempo enchufado y dispuesto a liquidar al mejor equipo de la Liga austriaca en este momento.

Vietto acarició el segundo, luego el centro de Tomás Pina no encontró destinatario y al 68, García Toral no aguantó más y dio ingreso al mayor de los Dos Santos en sustitución del nigeriano Ikechukwu Uche.

El cambio tardó un poco en mostrar sus secuelas positivas, pues antes de un nuevo festejo del argentino, Asenjo tuvo que volverse a emplear a fondo.

Ante el desconcierto de los locales, Giovani dos Santos aprovechó para encabezar un trepidante contragolpe y cuando se topó con el guardameta húngaro Peter Gulacsi, le cedió el honor a Vietto que concretó la remontada 2-1.

Pasaron tres minutos de ese gol cuando Luciano Vietto correspondió el favor del mexicano y le dejó en bandeja de plata el balón, que “Gio” prendió sin problemas, pese a que había tres defensas en el área que tímidamente trataron de ahogarlo.

Con 3-1 en campo ajeno, todo se tornó en un festín amarillo, que aguantó bien los últimos 10 minutos, libres de lesiones o alguna clase de gresca que los perjudicara para la próxima serie; salvo Pina, que a los 34 minutos fue amonestado y será baja en el siguiente compromiso en este torneo.