Daniel Venegas e Isabel Zamudio 
29 de junio de 2013 / 06:48 p.m.

 

Veracruz • El presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, dijo pareciera que los gobernadores priistass de varios estados de la República “están mandando por un tubo, están mandado al carajo lo que su propio presidente priista firmó en el adéndum del Pacto por México”.

El dirigente del PRD comentó que entre los “focos rojos” se encuentran Orizaba, Córdoba, Ixtaczoquitlan, Xico, Papantla, Medellín de Bravo, Papantla, Sayula de Alemán, Aquila y Zongolica donde han detectado “la coacción del voto”.

De gira por Veracruz, dijo que existen focos rojos en varias entidades donde habrá elecciones el siete de julio y que es preocupante que tanto los gobernadores como la delincuencia organizada “sigan marcando su ritmo al gobierno del Estado nacional, al gobierno de la Republica” y al preguntársele si existe alguna relación entre gobernantes y la delincuencia dijo que por lo menos en los municipios de “Sinaloa de Leyva y en Ixtaczoquitlán, Veracruz, sí”.

Dijo que en el caso de Sinaloa de Leyva no hay más que dos contendientes a la presidencia municipal y que la delincuencia hizo renunciar solo a uno. “Y entonces el apadrinamiento del crimen organizado al PRI se hace presente en varias partes”.

Por ello dijo que el PRD evalúa levantarse de las mesas de seguimiento del adéndum del Pacto, “porque en los hechos están pasándose por el arco del triunfo los acuerdos los gobernadores”.

Al preguntársele si la relación del crimen es con los gobernadores, dijo que los mandatarios estatales deben demostrar en los hechos que no es así, actuando donde se denuncien hechos delictivos y procurando cancha pareja para la contienda electoral.

PRD ganará alcaldía en Veracruz

Al demandar garantías al gobierno estatal para que el proceso electoral se desarrolle en tranquilidad, Zambrano, aseguró que con “suelo parejo” el Partido el partido del Sol Azteca gana la alcaldía de Veracruz y al menos otras 40 presidencias municipales.

De hecho, están dando la batalla en por lo menos 100 alcaldías y varios distrito, aunque advirtió que hay zonas donde se han detectado vehículos oficiales con despensas para los candidatos del PRI; asegura que no eran despensas para entregar a los damnificados de la tormenta tropical Barry, sino para “damnificados políticos del PRI que saben que van a perder”.

Abundó, sin embargo, que comparada con otras entidades en donde se han dado hechos de agresión y hasta muertes de perredistas la situación en cuanto a seguridad del proceso no es tan mala en Veracruz.

Insistió en que debe haber para todos los actores políticos mayores garantías de seguridad, de que habrá elecciones libres, sin coacción, ni dados cargados, pero sin caer en el extremo de ahuyentar a la gente de las urnas por una excesiva presencia de fuerzas federales, “vamos a solicitarle al gobierno una mayor vigilancia preventiva, no inhibitoria en todo el estado, es decir que marinos y soldados no anden en las calles o con helicópteros vigilando, sino que se concentren y estén estratégicamente ubicados para actuar ante cualquier problema que exista”.