8 de mayo de 2014 / 04:57 p.m.

Washington.- La administración del presidente Barack Obama dio a conocer nuevas guías para asegurar al acceso de jóvenes estudiantes a escuelas de educación básica aún si sus padres viven en Estados Unidos de manera indocumentada.

El anuncio hecho este jueves por los secretarios de justicia y educación responde a lo que el procurador general, Eric Holder, calificó como "preocupantes reportes" de escuelas que exigen requerimientos de identificación que obstaculizan el acceso a la inscripción.

Holder dijo que el propósito de las nuevas guías es eliminar estos obstáculos y facilitar que escuelas y distritos escolares cumplan con sus obligaciones bajo la Ley de Derechos Civiles aprobada por el Congreso en 1946.

"Pese a ello hemos continuado escuchando preocupantes reportes de acciones por distritos escolares en el país que tienen un efecto aterrador para inscribir un estudiante, generando barreras para los niños indocumentados de familias inmigrantes", dijo.

El secretario de Educación, Arnie Duncan, dio a conocer que su dependencia ha recibido 17 quejas desde 2001 cuando se anunciaron las primeras guías al amparo de un fallo de la Suprema Corte de Justicia en 1982.

Ese fallo prohibió a las escuelas de educación básica discriminar contra estudiantes a partir de su situación migratoria o imponer costos adicionales como condición para poder ser aceptados en estas escuelas.

Duncan explicó que el objetivo de esas guías fue ayudar a las escuelas y los distritos escolares a cumplir con la ley y asegurarse de que cientos de miles de estudiantes tengan acceso a escuelas públicas de educación básica.

"Por desgracia muchas escuelas y distritos escolares están negando sus derechos a niños inmigrantes, y de hecho la oficina de derechos civiles en nuestra dependencia ha recibido 17 quejas desde que las guías de 2011 fueron dadas a conocer", reveló.

Holder dijo que pese a ello la experiencia ha mostrado que generalmente los distritos escolares están dispuestos a llevar a cabo sus procesos de inscripción consistente con la ley, mantener un clima de bienvenida para todos los estudiantes.

"Las escuelas tienen la obligación de inscribir estudiantes sin importar el estatus migratorio y sin discriminación bajo la base de raza, color u nacionalidad, y el Departamento de Justicia hará todos lo que puedan para asegurarse de que las escuelas cumplan está obligación", dijo.

Holder explicó que las nuevas guías hacen énfasis en la necesidad de que las escuelas y distritos escolares flexibilicen sus requerimientos de inscripción en casos de estudiantes de padres indocumentados.

"Les recuerda también a los escuelas que no pueden requerir ciertos documentos, tales como licencias de conducir, en casos en que tal requerimiento podría impedir a un estudiante inscribirse debido a su condición migratoria o la de sus padres", dijo.

Funcionarios del Departamento de Justicia indicaron que las quejas presentadas se refieren a casos ocurridos en varios estados, incluyendo Colorado, Louisiana, Ohio, Michigan, Florida, Texas y Nuevo México.

Cuestionados sobre la composición racial o étnica de estas quejas, los funcionarios indicaron simplemente que estas involucran a estudiantes de "muchos países".

Notimex