Notimex
29 de noviembre de 2013 / 01:30 a.m.

Ojinaga .- El presiente Enrique Peña Nieto puso en marcha el Programa de Apoyo a la Zona Fronteriza, que incluye el cierre de 12 garitas en los estados de Sonora, Chiapas, Tamaulipas y Chihuahua, además de acciones estratégicas con una inversión de 30 mil millones de pesos para apoyar esa región del país.

Ante el gobernador de la entidad, César Duarte Jáquez y los secretarios de Hacienda, Luis Videgaray, y de Desarrollo Social, Rosario Robles, adelantó que gradualmente se cerrarán otras garitas, como la de Allende en Coahuila, que dijo "no tienen razón de ser".

El mandatario federal destacó que el Programa de Apoyo a la Zona Fronteriza beneficiará a los estados de Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Quintana Roo, Sonora, Tabasco y Tamaulipas, con seis acciones coordinadas entre distintas dependencias del gobierno federal.

Al respecto indicó que del Fondo Fronterizo de tres mil millones de pesos, que aprobó la Cámara de Diputados en el Presupuesto de Egresos 2014, se destinarán dos mil 500 millones para apoyar, en coordinación con los gobiernos estatales, a aproximadamente 240 mil familias de bajos recursos.

Mientras que los otros 500 millones de pesos se invertirán en garantías de la Banca de Desarrollo para detonar créditos hasta por cinco mil millones de pesos en beneficio de las pequeñas y medianas empresas de la zona fronteriza, como otra de las acciones del programa.

Otra acción es impulsar el turismo en la zona fronteriza, pues son casi 10 millones de turistas fronterizos y más de 48 millones de excursionistas que cruzan las fronteras mexicanas cada año.

No obstante, reconoció que esta cifra lamentablemente en los últimos tres años se ha visto disminuida, por lo que instruyó a la titular de la Secretaría de Turismo (Sectur), Claudia Ruiz Massieu, a que en coordinación con los gobiernos estatales, emprenda de inmediato acciones para promover este ramo.

Peña Nieto también instruyó a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) a establecer acciones especiales que protejan los derechos de los consumidores, especialmente en esta zona, y evitar el aumento de precios de los productos poniendo como pretexto la homologación del IVA en la frontera.

En ese sentido, el jefe del Ejecutivo federal advirtió que no hay excusa ni razón para tener incrementos y, sobre todo, afectaciones a los derechos de los consumidores, por lo que instruyó al titular de la Profeco a emprender un programa de verificación, de supervisión y de sanción a quienes incrementen los precios de manera desmedida.

Al respecto anunció que habrán de supervisarse los precios de más de dos mil productos de alto consumo, incluyendo los de la Canasta Básica, en 21 ciudades fronterizas de la República mexicana.