12 de agosto de 2013 / 01:23 p.m.

 El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto presentará hoy su iniciativa de reforma constitucional en materia energética, presumiendo entre los empresarios a una Pemex exitosa y como una de las petroleras “más rentables a nivel mundial”, con rendimientos brutos inclusive mayores a los de Petrobras o Chevron.

En contraste, ante el Congreso advierte que de 2000 a 2011 el consumo de energía en el país creció a un promedio anual de 2.08%, tasa superior a la que presentó el Producto Interno Bruto (PIB), cuyo crecimiento anual fue de 1.82%. Por su parte, la producción de energía primaria disminuyó a una tasa anual de 0.3%, y ""de continuar estas tendencias, tanto en consumo como en producción, para 2020 México se convertirá en un país estructuralmente deficitario en energía"".

En los diferentes documentos entregados por la Secretaría de Energía y Pemex a las bancadas en el Senado se da cuenta que desde agosto de 2012 el gobierno arrancó su estrategia de cabildeo, en la que se contempla una mayor participación de la iniciativa privada en exploración y producción, refinación, gas y petroquímica.

Legisladores revelaron la semana pasada que el Ejecutivo presentará una propuesta de reforma constitucional para retomar el decreto del ex presidente Lázaro Cárdenas de 1940, para eliminar la prohibición de entregar contratos, como los de “renta compartida”, toda vez que las concesiones dificultan la implementación de políticas públicas.

En las “Opciones de Reforma” expuestas al Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en agosto de 2012, en el documento denominado Avances, retos y perspectiva de Petróleos Mexicanos, se da cuenta que el objetivo es aumentar la incorporación de reservas, mantener la plataforma de producción; desarrollar campos complejos de manera eficiente en Chicontepec y aguas profundas; lograr una complementariedad entre el sector público y el privado, así como incrementar y mantener el aprovechamiento del gas shale.

Entre los principales logros financieros de 2011 se muestran crecimientos de 21.6% en ventas totales; 28.2% en ventas totales con IEPS; rendimiento bruto de 19.2%; rendimiento de operación de 24.3%, así como un Ebitda (ingresos antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, excluyendo IEPS) de 29.4%.

La petrolera presumió así a los empresarios, apenas el año pasado, que en resumen: ""Hay recursos petroleros para muchos años; Pemex no está en crisis y ha venido mejorando su desempeño, aunque en los organismos industriales hay áreas de mejora importantes; evaluada correctamente, Pemex es una empresa rentable"".

Asimismo, se afirma que Pemex tiene oportunidades de expansión sumamente rentables y ha identificado los proyectos y estrategia para aprovechar ese potencial, ""por sí mismo y en asociación con la iniciativa privada"".

En tanto que en la documentación enviada por el director de Pemex , Emilio Lozoya, al PRD, se sostiene que ""la falta de competencia ha ido disminuyendo la eficiencia de Pemex en las actividades industriales y genera pérdidas para el Estado, pues tan solo en utilización de capacidad de refinerías, la petrolera opera con un nivel sensiblemente menor al estándar internacional, con apenas 72.3% contra 94.9% de British Petroleum"".

Se subraya que en 2012 se perforaron tres pozos en yacimientos de shale oil/gas en México, mientras que en todo Estados Unidos se perforaron 9 mil 100.

En cuanto a aguas profundas y ultraprofundas, Pemex advierte a los legisladores que en México solo se perforaron seis pozos, contra 137 en Estados Unidos.

En materia de electricidad, el marco constitucional no ha permitido tener tarifas comparables con las de Estados Unidos, siendo 25% más caras, aunque sin subsidio ese precio se elevaría 73%.

— ANGÉLICA MERCADO