NOTIMEX
20 de febrero de 2017 / 11:36 a.m.

BAGDAD.- El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, afirmó hoy aquí que las fuerzas estadunidenses permanecerán en Irak para apoyar a las tropas locales en la guerra contra el extremista Estado Islámico (EI), la cual será "larga".

"Nosotros sabemos que la guerra será larga con este enemigo", aseguró Mattis en conferencia de prensa celebrada en la embajada estadunidense en Bagdad, en el marco de su primera visita a este país desde que asumió el cargo hace un mes, bajo el nuevo gobierno encabezado por Donald Trump.

Indicó que el Ejército y el pueblo de Irak, así como sus líderes políticos, "ahora ven lo importante que es la existencia de la coalición internacional”, que tiene como objetivo luchar contra los yihadistas, informó la televisión estatal Al Iraquiya.

En este sentido, subrayó que el control del EI de la mitad de Irak durante los dos últimos años no ha debilitado la fuerza de este país, al contrario aumentó la cooperación entre sus componentes y la insistencia de todos para luchar contra los yihadistas.

El jefe del Pentágono, quien arribó este lunes a Bagdad en visita sorpresa, se reunió con su colega iraquí, Erfan al Haiali, a quien felicitó por las victorias logradas en la ofensiva para expulsar a los yihadistas.

En un comunicado, Mattis alabó la "profesionalidad" del Ejército iraquí y su participación en "enfrentamientos para liberar ciudades" con civiles.

Estados Unidos apoya a las tropas iraquíes en su lucha contra los yihadistas y participa en la ofensiva por recuperar la ciudad de Mosul con asesores militares y hombres que ayudan a las fuerzas iraquíes sobre el terreno.

Antes de aterrizar en Bagdad, en su vuelo procedente de los Emiratos Árabes Unidos, Mattis aseguró a la prensa que Estados Unidos no está en Irak por interés del petróleo, distanciándose así de las declaraciones realizadas por el presidente Donald Trump.

Estados Unidos no está en Irak por interés en su petróleo, aseguró Mattis a periodistas en su vuelo hacia Bagdad, en reacción al excepticismo iraquí por las recientes declaraciones del presidente estadunidense, Donald Trump.

“En general, en Estados Unidos, hemos pagado siempre por nuestro gas y petróleo y estoy seguro de que seguiremos haciéndolo en el futuro. No estamos en Irak para monopolizar el petróleo”, insistió.

Durante su campaña y tras ser investido presidente, Trump declaró que, durante los ocho años de ocupación militar, Estados Unidos debió haberse aprovechado de los ingresos petroleros iraquíes para financiar sus gastos militares.

La visita sorpresa de Mattis a Irak coincide con el segundo día de la ofensiva lanzada por el Ejército iraquí para expulsar definitivamente a los yihadistas del oeste de Mosul.

Desde que comenzó esta nueva ofensiva para liberar los barrios occidentales, las fuerzas iraquíes han logrado arrebatar a los yihadistas 17 localidades del oeste de Mosul, informó el comandante de las Operaciones Conjuntas iraquíes, general Abdelamir Yarala.

La conquista de toda la ciudad de Mosul supondrá el final de la presencia del EI en Irak y sería un fuerte revés para el “califato”.

El Ejército iraquí, con el apoyo de los kurdos, las milicias chiitas y la coalición internacional dirigida por Estados Unidos, comenzó el pasado 17 de octubre una gran ofensiva para recuperar Mosul, más de dos años después de haber caído en manos del grupo yihadista.