REDACCIÓN
14 de febrero de 2015 / 05:15 p.m.

Pese a que el PSG empató 2-2 con el Caen en la Liga de Francia, otra maravilla de Zlatan Ibrahimovic está dándole la vuelta al mundo.

Y es que el sueco abrió el marcador de su equipo rematando con la planta del pie tras un centro desde la banda derecha.

No es la primera vez que el crack hace un tanto con un toque de artes marciales. Incluso él ha manifestado en diferentes ocasiones que practicó karate en su infancia.