1 de marzo de 2015 / 10:34 p.m.

El balón aéreo es un arma que gusta explotar Antonio Mohamed. En Guadalajara, las Chivas sacaron un máximo provecho a este recurso para derrotar al Monterrey y acabar con el invicto del 'Turco' con La Pandilla.

Los tapatíos no sólo explotaron a la ofensiva, sino que exhibieron las carencias defensivas de los del Cerro de la Silla. Tres goles labrados con la cabeza fue el saldo final de un partido en donde los rojiblancos fueron justos vencedores.

El canterano Raúl López se erigió como el mejor hombre del encuentro. Con una asistencia y gol, el 'Dedos' fue clave para que el Rebaño sagrado consiguiera tres puntos clave en la lucha porcentual. Si esto no fuera suficiente, Aldo De Nigris continuó con su racha anotadora al convertir el primer tanto del partido.

Rayados lució desconocido. Batalló para hilar pases y fue exhibido en su sector defensivo. Tal parece que el 'efecto Mohamed' se quedó en Monterrey porque el equipo padeció en lo colectivo. Chivas no tuvo problemas para aplacar a la desconocida Pandilla.

De Nigris hizo el 1-0 tras cabecear en solitario un pase de López. El dorsal 11 se zafó de la marca de Severo Meza para rematar sin problemas. Aunque el Omnilife explotó, el delantero no festejó.

En el complemento, Guadalajara mostró una cara más agresiva. Aunque Rayados intentó reaccionar, fue el Rebaño el que continuó teniendo más y mejores oportunidades. Faltaba la puntilla.

Primero, Steffan Medina se fue expulsado por doble amonestación al 72' y, tres minutos después, el mismo 'Dedos' se encargó de aumentar la ventaja, con la cabeza, tras un centro de Marco Fabián. El volante pudo centrar después de eludir con facilidad a Pablo Barrera.

Sobre el final del encuentro, Carlos Salcedo remató al desahuciado rival con un testarazo proveniente de un córner cobrado por Fabián. Así, el Guadalajara no sólo sumó tres puntos de oro para la porcentual, sino que provocó una dolorosa caída a un Monterrey que parecía dar visos de levantar con Mohamed.

GERARDO SUÁREZ