23 de mayo de 2014 / 03:07 p.m.

EU.- Agentes del FBI y otras entidades federales pronto empezarán a grabar las entrevistas de sospechosos que están detenidos, de conformidad con una nueva directriz del Departamento de Justicia que da marcha atrás a una añeja política, dijo el jueves el secretario de Justicia Eric Holder.

La nueva política, descrita en un memorando emitido la semana pasada por el subsecretario de Justicia James Cole, establece una "presunción" de que los agentes grabarán entrevistas con sospechosos que están detenidos pero no han comparecido en tribunales. La norma, que entrará en vigencia el 11 de julio, se aplica tanto a los agentes del FBI como a los de la DEA, la Oficina Federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, y del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos.

La nueva directriz remplaza la práctica actual del FBI, en la que los agentes entrevistan a los sospechosos sin grabación, aunque toman notas y elaboran un reporte en el que resumen la conversación.

El cambio de política atiende las inquietudes de grupos de derechos civiles y abogados defensores que han alegado desde hace tiempo que la ausencia de grabaciones deja demasiadas dudas sobre si lo que se dijo en las entrevistas se refleja fielmente en los reportes de los agentes.

"Crear un registro electrónico garantizará que tenemos un relato objetivo de investigaciones clave y de interacciones con personas que están detenidos por autoridades federales", dijo Holder en un mensaje por video en el que anuncia el cambio. "Nos permitirá documentar que se respetan los derechos constitucionales de los detenidos".

También dijo que proveerá a las agencias de la ley una salvaguarda en la que "tengan registros claros e incuestionables de declaraciones importantes y confesiones de individuos detenidos".

El cambio de política permite algunas excepciones, como cuando el sospechoso objete la grabación, cuando no es posible grabar —por ejemplo, debido a una falla en el equipo— o cuando la información suministrada en la entrevista pudiera poner en peligro la seguridad nacional si se revela. El memorando también permite grabaciones de audio.

La nueva directriz es válida solo a entrevistas con sospechosos que ya han sido arrestados por autoridades federales.

FOTO: Ap

AP