REUTERS
15 de septiembre de 2017 / 03:54 p.m.

LONDRES.- Gran Bretaña elevó el viernes su nivel de amenaza de seguridad nacional a "crítico" desde "severo", lo que quiere decir que se espera un ataque, después de que la explosión de una bomba en una estación de metro en Londres hiriera a 29 personas.

La primera ministra, Theresa May, aseguró en una declaración televisada que la policía armada y miembros del ejército se verían en las calles en los próximos días.

"Durante este período, personal militar reemplazará a los oficiales de policía en funciones de guardias en ciertos sitios protegidos que no son accesibles para el público", dijo May.


pjt