11 de noviembre de 2014 / 07:44 p.m.

EU.- Una finca rural en Nueva York que se renta para bodas, cuyos dueños fueron sancionados con multa de 13 mil dólares por negarse a hospedar una boda lesbiana, ha dejado de aceptar ceremonias.

Los dueños Liberty Ridge Farm, citando los derechos constitucionales de libertad de expresión y libertad religiosa, han apelado el fallo de la división estatal de derechos humanos de que violaron la ley contra la discriminación.

Su abogado dijo que Robert y Cynthia Gifford pagaron la multa de 10 mil dólares al estado y la indemnización de mil 500 dólares cada una a Melisa y Jennie McCarthy por negarse a realizar su boda. Los Gifford alegaron el año pasado que de acuerdo con su fe cristiana, el matrimonio es de un hombre con una mujer y que las ceremonias se realizan en su casa, un espacio privado donde deben primar sus propios derechos.

Todavía están realizando las ceremonias que ya habían sido reservadas, dijo el abogado James Trainor.

"Para permanecer fieles a sus creencias religiosas, no podían aceptar más ceremonias", dijo Trainor. "El juez descartó todos nuestros argumentos constitucionales y religiosos".

El recurso irá próximamente a la División de Apelaciones estatal, que escuchará los argumentos el año próximo, añadió.

La jueza Migdalia Pares sentenció que la finca en el condado de Rensselaer, en el norte del estado, es un negocio abierto al público con una construcción de "uso mixto", donde se realizan bodas bajo techo. Los Gifford y sus hijos viven en la planta alta del edificio.

Pares sentenció que los dueños reconocieron aplicar una política discriminatoria basada en la orientación sexual. "No se hubiera negado el servicio a los demandantes si hubiesen sido una pareja de sexos opuestos".

La Unión de Libertades Civiles de Nueva York representó a las McCarthy en la demanda por libertades civiles y las representará en la apelación.

Nueva York legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2012.

FOTO: Especial

AP