14 de junio de 2013 / 02:22 p.m.

México• Luego de que 22 senadores del PAN, afines al ex coordinador Ernesto Cordero, convocaron a una reunión con el objetivo de quitar el control de los recursos al nuevo líder de la bancada, Jorge Luis Preciado, los maderistas reaccionaron y advirtieron que es poco probable que asistan al encuentro e incluso adelantaron que ya se solicitó una auditoría a la gestión pasada.

Al respecto, Preciado minimizó la convocatoria de los corderistas, al señalar que son bienvenidas las propuestas de transparencia, pero advirtió que no podrán hacer cambios al estatuto de la bancada si se contraponen a los del partido.

“Conocí el documento antes, nada más que nos dieran la oportunidad a que pasaran las elecciones para no entrar en una dinámica de desgaste, y en nuestra primera plenaria yo pondría a consideración de la mayoría del grupo”, dijo Preciado.

No obstante, aclaró que en general estos planteamientos son valiosos “siempre y cuando no contradigan al reglamento que regula las relaciones entre los grupos parlamentarios y el partido ya que los estatutos son jerárquicamente superiores”.

Sobre la reunión pactada para el próximo 19 de junio, mencionó que aún no sabe si estará en la ciudad, debido a que apoyará las campañas: “creo que la prioridad es ir a ganar esos 14 estados y dejar un rato, como dicen en mi pueblo, la grilla interna y concentrarnos en lo verdaderamente valioso”.

También comentó que para transparentar el manejo de las finanzas envió a los 38 senadores del albiazul una clave para que tengan acceso desde su celular.

En tanto, Javier Corral acusó que Cordero desvió recursos para beneficiar a panistas cercanos al ex presidente Felipe Calderón, y comentó que ya solicitó una auditoría al CEN de su partido.

Indicó que este asunto ya lo llevó al CEN para que sea discutido el próximo lunes en sesión extraordinaria del partido, “porque este es un golpe parlamentario a la institucionalidad de la coordinación”.

Por su parte, Javier Lozano, quien integra a los senadores que buscan quitarle el control de los recursos a Preciado, reconoció que tiene el temor de que los 204 millones de pesos que se designan al grupo parlamentario puedan ser aplicados con fines “personales o electorales” ajenos al Senado, e incluso no descartó que puedan servir para la reelección de Gustavo Madero al frente del PAN.

Asimismo, el senador Jorge Luis Lavalle, quien fuera removido por Preciado de la vicecoordinación de administración, aseguró que durante los primeros nueve meses de la actual legislatura los recursos del grupo se manejaron de manera responsable y con estricta rendición de cuentas.

En un comunicado, afirmó que en su calidad de vicecoordinador administrativo sostuvo reuniones particulares con aquellos senadores panistas que manifestaron inquietudes sobre las finanzas, sin que ninguno haya externado señalamientos posteriores a los informes.

Claves

Antecedentes

- La tarde del miércoles fue enviado a las oficinas de los 38 panistas una convocatoria de 22 senadores cercanos a Cordero para que acudan a una reunión el próximo miércoles en la que buscarán reformar los estatutos de la bancada y quitarle el control total de los recursos a Preciado.

- En el documento, que fue firmado de recibido por todos los senadores del PAN, también plantean que los legisladores decidan quién van a administrar los recursos del grupo, con la finalidad de reducir las posibilidades de emplear criterios arbitrarios y discrecionales a la hora de tomar decisiones importantes como la distribución de los recursos.

- Cordero advirtió que estarán muy pendientes del manejo de los recursos para que “continúe la transparencia” que, afirmó, había durante su gestión.

OMAR BRITO Y SILVIA ARELLANO