REUTERS
10 de febrero de 2017 / 10:59 a.m.

PHOENIX. - Una mujer de Arizona y madre de dos hijos que vivió por más de 20 años en Estados Unidos fue deportada a México, convirtiéndose en una de las primeras personas expulsadas del país en el marco de la campaña del Gobierno de Donald Trump contra los indocumentados, dijeron su abogado y su familia.

Guadalupe García de Rayos, 36 años, fue llevada en la mañana del jueves a Nogales, México, por agentes de inmigración de Estados Unidos, dijo su abogado Ray Ybarra-Maldonado en una conferencia de prensa. Tanto sus hijos, nacidos en Estados Unidos, como su marido permanecen en el país.

Su detención provocó protestas el miércoles afuera de una oficina del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) en Phoenix durante las que se arrestó a siete manifestantes.

"El caso de la señora García de Rayos ilustra la nueva realidad que vive la comunidad mexicana en territorio estadounidense ante la aplicación más severa de las medidas de control migratorio", dijo la cancillería mexicana en un comunicado tras la deportación de la mujer.

García de Rayos, quien llegó a Estados Unidos cuando tenía 14 años y vivía en el suburbio de Mesa en Phoenix, había podido permanecer en el país gracias a las políticas del Gobierno del demócrata Barack Obama, a pesar de que había sido detenida por agentes de inmigración en el 2013, dijo su abogado.

"La señora García, quien anteriormente había sido hallada culpable del delito de suplantación de identidad en Arizona, fue objeto de una orden de retiro emitida por tribunales que se hizo definitiva en julio del 2013", dijo Pitts O'Keefe.

El miércoles se presentó junto con su abogado para lo que pensó era una revisión de rutina con las autoridades de ICE, pero fue detenida.

El Gobierno del presidente Donald Trump ha ordenado a los funcionarios de inmigración que pongan fin a la práctica conocida como "atrapar y liberar" y deporten a todos los inmigrantes indocumentados, incluso si no han cometido delitos graves ni representan un peligro.

La Secretaría de Relaciones Exteriores dijo en un comunicado que la deportación de García es la nueva realidad que los inmigrantes enfrentan en Estados Unidos y ejemplo de la aplicación más severa de las leyes migratorias.

Las autoridades de México recomendaron a sus ciudadanos que viven en Estados Unidos que sean cuidadosos, conozcan sus derechos y se mantengan en contacto con su consulado local.