RAFAEL RIVERA
4 de febrero de 2015 / 02:50 a.m.

 

Después de un gran paso en la primera vuelta de la Bundesliga, la reanudación del campeonato germano ha representado un duro momento para el Bayern Munich.

Tras caer ante el Wolfsburg, el Gigante Bávaro empató ante el Schalke 04.

Los dirigidos por Pep Guardiola jugaron con un hombre menos desde el minuto 17, a raíz de la expulsión de Jerome Boateng.

Pese al empate, la gran figura del partido terminó siendo el estratega español, gracias a su particular reacción.

Al minuto 67 el Bayern se adelantó gracias a un cabezazo de Robben, lo cual provocó que el ex timonel del Barcelona lo festejará abrazando a uno de los asistentes arbítrales.

El festejo generó una gran sensación en redes sociales.