AP
29 de diciembre de 2015 / 09:01 a.m.

Dakar, Senegal. — Guinea fue declarada libre de transmisión del ébola, declaró el martes la Organización Mundial de la Salud, marcando un hito para el país de África occidental donde hace dos años inició la cadena original de transmisión de esa enfermedad que llevó a la epidemia más grande en la historia.

La OMS, dependiente de Nacionales Unidas, celebraba el martes un acto en Conakry, la capital, para celebrar el avance en el país.

Más de 2 mil 500 personas fallecieron en Guinea a consecuencia de la enfermedad. En todo el mundo, el virus mortífero mató a más de 11 mil 300 personas, la mayoría en Liberia, Sierra Leona y Guinea.

Guinea entra ahora en un periodo de 90 días de vigilancia reforzada.

El doctor Mohamed Belhocine, representante de la OMS en Guinea, dijo que la organización y sus socios continuarán apoyando a Guinea durante este período especial y "en sus primeros esfuerzos para reanudar y fortalecer los servicios esenciales de salud a lo largo de 2016".

La Organización Mundial de la Salud declaró que la transmisión de ébola termina cuando el país pasa por dos períodos de incubación —de 21 días cada uno— sin registrar un caso nuevo.

Guinea era el país que luchó más recientemente para acabar con la enfermedad mortífera, hasta que Liberia registró un nuevo caso en noviembre. Sierra Leona fue declarada libre de transmisiones el 7 de noviembre.

Aunque Liberia fue declarada libre de ébola dos veces, pero entró en una tercera cuenta regresiva después de que surgieron los casos nuevos.

"Esta es la primera vez que los tres países —Guinea, Liberia y Sierra Leona— han detenido las cadenas originales de transmisión que fueron las culpables de iniciar este brote devastador hace dos años", dijo el doctor Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África.

Los expertos advierten que no debe cantarse ninguna victoria sanitaria y que es necesaria la vigilancia. Se ha encontrado que el virus ha sido capaz de persistir en el semen de algunos sobrevivientes, desde nueve meses hasta un año. Más de 15 mil sobrevivientes también enfrentan problemas de salud relacionados con el virus.

"Este es el período en el cual los países tienen que estar seguros de que están preparados totalmente para prevenir, detectar y responder a cualquier caso nuevo", agregó.