25 de enero de 2013 / 02:13 p.m.

La Unidad de Fiscalización del IFE turnó el expediente de sus investigaciones sobre el caso Monex al Servicio de Administración Tributaria (SAT), a la Comisión Nacional Bancaria y deValores (CNBV) y a la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, tras detectar elementos que a su juicio deben investigar dichas instancias del gobierno federal.

Así lo confirmó Alfredo Cristalinas, titular del órgano fiscalizador del IFE, y precisó que se trata de asuntos relacionados con probables incumplimientos de obligaciones fiscales.

En reunión de trabajo con la llamada Comisión Monex de la Cámara de Diputados, el funcionario defendió la decisión de los consejeros electorales de exonerar a PRI y PVEM de cualquier sanción por la presunta triangulación de recursos a la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, a través de tarjetas de prepago.

Respondió así a los cuestionamientos de los legisladores de izquierda y sostuvo que “"el IFE desplegó toda su capacidad técnica y legal para llegar a la conclusión que puso sobre la mesa en el Consejo General y no fue omiso”".

No obstante, indicó, existen en la investigación del caso Monex elementos adicionales que corresponde investigar a otras autoridades.

"“En términos de las indagatorias que se tuvieron a la vista en el proceso de revisión, se encontraron elementos y circunstancias que deben ser dados a conocer a esas autoridades y, en función de las facultades que ellas tienen, deberán desahogar"”, puntualizó.

Como ejemplo de ello citó el caso del fondeo de las tarjetas de prepago Monex que el PRI utilizó para dispersar 66 millones de pesos, pero evitó hablar de irregularidades en concreto, porque eso corresponde a las autoridades financieras y fiscales.

"“En el ámbito de la competencia de la Unidad de Fiscalización del IFE, no tenemos ninguna sospecha de que lo que se resolvió en el Consejo General fue ilegal; lo que sucede es que hay otras circunstancias que no son de la competencia y que tendrán que ser investigadas por las autoridades competentes”", señaló.

Durante el encuentro con la Comisión Monex, los diputados Roberto López Suárez y Julisa Mejía, del PRD; Ricardo Mejía, de Movimiento Ciudadano, y Manuel Huerta, del PT, pusieron en entredicho las conclusiones del IFE respecto a la triangulación de recursos a la campaña priista e incluso amagaron con promover juicio político a los consejeros electorales.

López Suárez, presidente de la comisión investigadora, advirtió además que ese grupo de trabajo seguirá adelante con sus indagatorias, independientemente de que el IFE haya cerrado el caso.

— FERNANDO DAMIÁN