notimex
11 de octubre de 2016 / 10:27 p.m.

HAITÍ.- El presidente interino de Haití, Jocelerme Privert, advirtió hoy que su país corre el riesgo de sufrir “una verdadera hambruna” tras la destrucción “apocalíptica” provocada hace una semana por el huracán Matthew, que dejó cientos de muertos.

Privert indicó que la hambruna será real en tres o cuatro meses si la situación no se maneja de manera adecuada, además por el repunte de casos de la bacteria del cólera entre los afectados por el meteoro.

Describió la destrucción causada por Matthew como “apocalíptica” y subrayó que su país necesita alimentos, agua y medicinas.

El mandatario haitiano reconoció que las pérdidas materiales son enormes. “Pueblos y aldeas enteras fueron borradas de mapa. El huracán destruyó miles de casas, cultivos y reservas de alimentos”, dijo.

Agregó que el huracán ha acelerado la epidemia del cólera ya existente y ha socavado los avances logrados en la lucha contra la enfermedad, según la cadena británica BBC.

La advertencia de Privert tiene lugar después de que el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, pidió una “respuesta masiva” para ayudar al país.

La situación sanitaria es dramática, sobre todo en el extremo más occidental de Haití, donde unos 300 pacientes con heridas infectadas yacen tendidos sobre las camas del principal hospital de la localidad costera de Dame Marie mientras esperan la llegada de medicamentos.

A una semana de que Matthew golpeara Haití, más de 100 mil niños no pueden regresar a clases porque muchas de las escuelas sufrieron daños o se convirtieron en albergues temporales, reportó la víspera el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Haití.

Según las primeras estimaciones nacionales, al menos 300 escuelas públicas han sido parcial o totalmente dañadas en todo el país y muchas otras están siendo utilizadas como albergues temporales para las familias desplazadas.

El huracán Matthew, el más fuerte en casi una década en el océano Atlántico, azotó a Haití el martes pasado con vientos de 230 kilómetros por hora e intensas lluvias que dejaron al menos 1.4 millones de personas afectadas.

Una semana después de que el huracán tocó tierra en Haití, las cifras de víctimas son dispares, pues Protección Civil reporta 372 muertos, cuatro desaparecidos, 246 heridos y 175 mil 509 personas en albergues, pero agencias internacionales dan cuenta de más de mil fallecidos.

Ante los brotes del cólera surgidos en el país tras la devastación causada por Matthew, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que enviará un millón de dosis de vacunas contra la enfermedad a Haití.

“La principal prioridad para las personas afectadas por el huracán es darles acceso a agua limpia. Esa es la única forma en que podemos controlar el cólera”, dijo Dominique Legros, experto de la OMS en la enfermedad, en una rueda de prensa antes de viajar a la nación caribeña.

Alrededor de 150 casos de cólera se han reportado en el departamento haitiano de Grande'Anse y unos 50 en el departamento llamado Sur.
Haití aún no se ha recuperado de los estragos del terremoto de 2010 que dejó unos 300 mil muertos, una cifra similar de heridos y alrededor de 1.5 millones de damnificados.