13 de octubre de 2014 / 04:55 p.m.

Madrid.- La paciente española infectada de ébola seguía el lunes en estado 'muy grave', pero los doctores dejaron entrever que albergan esperanzas sobre su recuperación.Fernando Rodríguez Artalejo, experto en salud pública y miembro del comité científico nombrado por el gobierno para seguir el brote del virus en España, dijo que la auxiliar de enfermería Teresa Romero solo estará plenamente curada cuando el ébola no sea detectable en su cuerpo y cuando se restablezca de las secuelas y complicaciones asociadas a la infección.Rodríguez Artalejo señaló en rueda de prensa que todas las horas 'son críticas' para la paciente mientras siga grave. Pero admitió que cada día que pasa permite a su organismo generar una mejor respuesta inmunológica para combatir el virus.La enfermera contrajo el ébola en el tratamiento a un misionero español repatriado de África y fallecido en septiembre. Romero presentó síntomas de fiebre el 30 de septiembre y está ingresada en el hospital Carlos III de Madrid con diagnóstico por ébola desde el 6 de octubre.Horas antes, Antonio Andréu, director del Carlos III, aseguró que la enfermera está estable y que el equipo médico que la atiende estaba esperanzado en su recuperación.En una entrevista a la emisora Onda Cero, dijo que los últimos análisis de Romero, de 44 años, muestran un descenso de la carga viral en sangre.Andréu explicó que las 15 personas bajo vigilancia médica por haber mantenido contacto con la paciente antes de su ingreso no presentan síntomas. Y que si el 27 de octubre siguen asintomáticas se podrá dar por controlado el brote.Rodríguez Artalejo matizó que después habrá que controlar a las más de 50 personas que integran el equipo médico que atiende a Romero durante al menos otros 21 días, considerado el período máximo de incubación del ébola.Contrariamente a lo que se dijo en un primero momento, el Ministerio de Sanidad precisó que el tratamiento experimental obtenido desde Bélgica para tratar a la enfermera no era ZMapp, cuyas existencias están agotadas, sino ZMab, una versión del mismo medicamento.FOTO:APAP