28 de febrero de 2013 / 12:41 a.m.

En entrevista con MILENIO Televisión, el líder panista dijo que la detención de Gordillo satisface las demandas de gran parte de la población.

 Ciudad de México • Gustavo Madero, líder nacional del PAN, dijo que se enteró de la detención de Elba Esther Gordillo, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la misma tarde del miércoles, como todos los ciudadanos.

En entrevista con MILENIO Televisión, el líder panista dijo que es una decisión que satisface las demandas de gran parte de la población, ya que desde hace mucho tiempo había estado presente el reclamo de que los excesos se pudieran corregir.

Madero indicó que la detención tiene dos posibles interpretaciones, una es que sea el compromiso del nuevo gobierno para buscar combatir la corrupción, la impunidad y los excesos en el manejo de los recursos de manera ilegal.

La otra lectura, que es la que no queremos aceptar como básica pero que también hay que ponerla en el escenario, es que sea una lectura de acto de autoridad que sea un ajuste de cuentas.

"Como presidente del Pacto (por México), convencido de que estamos en un contexto de buscar combatir a los poderes fácticos, de cambiar las cosas estamos apostados a la primera interpretación y en ese sentido brindamos todo el apoyo", dijo el líder del PAN.

Sobre otros casos, Madero dijo que hoy tenemos clara evidencia de que el líder del sindicato petrolero también tiene una vida dispendiosa, "pues no hay argumentos para que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda no haga una investigación similar".

La detención de Gordillo está enmarcada en el Pacto por México y en la Reforma Educativa que buscan superar una serie de obstáculos que impedían que la educación en México fuera objeto de evaluación y de control.

El panista dijo que durante los dos sexenios se quedaron cortos y destacó los casos del sindicato y minero, contra Napoleón Gómez Urrutia, y al actuar en el caso de Luz y Fuerza del Centro.

Redacción