OMAR BRITO Y ANGÉLICA MERCADO
3 de julio de 2013 / 02:38 p.m.

México• El PRI en la Comisión Permanente del Congreso reconoció que los gobiernos de su partido han intervenido en los procesos electorales, pero pidió que los demás partidos acepten que en otras entidades también se da esa situación.

Al discutir un punto de acuerdo para exhortar a los gobiernos locales a cumplir la ley, la senadora Cristina Díaz respondió a acusaciones del PAN y del PRD de que los mandatarios locales de su partido están “metiendo las manos” en las elecciones, y dijo que también lo ha habido en otras entidades, pues todos han “cometido pecados”.

“Yo quiero dejar muy claro que este llamado es para todos por igual y que en estas 14 elecciones también hay intervención de gobiernos en donde nosotros no estamos, no somos autoridad. En Baja California hay muchísimas denuncias al gobierno de Acción Nacional y lo mismo con gobiernos de coalición de estados como Sinaloa, Puebla y Oaxaca (…)

En respuesta a un señalamiento del diputado panista Rubén Camarillo, quien acusó a los gobernadores priistas de actuar como virreyes, Díaz indicó:

“Seamos muy cuidadosos en el momento en que nos subimos para hablar y pretendemos hablarlo con calidad moral. Tenemos que hablar en general si queremos tomar una túnica democratizadora, la cual lo respeto diputado. Pero, por favor, no excluya. En ese pronunciamiento que hace están Baja California, Puebla, Sinaloa y Oaxaca. Todos hemos cometido pecados y quien esté libre que tire la primera piedra.”

Camarillo sostuvo que los priistas “se tomaron muy a pecho el: ‘no te preocupes Rosario’ y lo tomaron como ‘no te preocupes (Javier) Duarte’ (gobernador de Veracruz), ‘no te preocupes (Carlos) Lozano’ (gobernador de Aguascalientes)”

Advirtió que “los resolutivos que aquí se han planteado no son suficientes para mandar un mensaje claro del Congreso a lo que está pasando en algunas entidades... estos resolutivos se quedan cortos”.

Camarillo consideró que los hechos de violencia electoral ponen de manifiesto el riesgo de una “regresión democrática”.

Al respecto, la diputada perredista Aleida Alavez llamó a evitar que los gobernadores metan mano en las elecciones y advirtió que de desatarse la violencia sería responsabilidad del presidente Enrique Peña Nieto, a quien acusó de omisión.

Claves

El punto de acuerdo

- La senadora panista Pilar Ortega Martínez destacó en el punto de acuerdo aprobado ayer se hace un llamado a las autoridades a garantizar elecciones en orden, paz y tranquilidad.

- Se pide a las autoridades electorales y demás instancias a actuar con estricto apego a la legalidad y garantizar imparcialidad en caso de presentarse irregularidades, agregó.

- Además, se solicita a las autoridades de procuración de justicia para que, previa denuncia, actúen con prontitud y diligencia ante cualquier presunta conducta delictiva.