15 de mayo de 2014 / 01:09 p.m.

Washington.- La directora del Instituto Nacional sobre Abuso a las Drogas, Nora Volkow, alertó hoy al Congreso sobre la epidemia de abuso de analgésicos en Estados Unidos y la existencia de más de 2.1 millones de adictos.

Volkow, nacida en México y bisnieta del revolucionario soviético León Trotsky, señaló que la efectividad de los analgésicos derivados del opio y su amplia disponibilidad los han hecho populares para ser objeto de abuso por personas con adicciones.

"Enfrentamos el reto único de evitar su abuso, al tiempo que administramos su uso contra el dolor severo", dijo ante el Concilio Senatorial sobre Drogas que encabeza la senadora demócrata de California, Dianne Feinstein.

Volkow hizo notar que el número de recetas médicas para analgésicos derivados de las drogas se duplicó en los últimos 20 años al pasar de 76 millones a 207 millones por año, un periodo en que las muertes por sobredosis se incrementaron en un 400 por ciento.

El efecto de los analgésicos es similar al causado por la heroína, por lo cual la gente recurre a métodos no tradicionales para potenciar su impacto, como su inyección o inhalación, además de mezclarlos con alcohol, lo que los hace más adictivos, explicó.

Más de 37 mil estadunidenses mueren al año por sobredosis de drogas y los casos ocasionados por analgésicos son mayores que los provocados por cocaína y heroína combinadas, de acuerdo con cifras de la Oficina Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca (ONDCP).

Las muertes por sobredosis de drogas y medicamentos sin receta médica son también mayores que el número de muertes por heridas de bala y accidentes de autos.

Un total de 15 mil 597 personas murieron por sobredosis de drogas en 2009, un aumento de 438 por ciento en relación con la cifra de dos mil 900 muertes en 1999, de acuerdo con estadísticas de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC).

Los medicamentos objeto del mayor abuso son Vicodin, OxyContin, Opana y metadona, sólo superados por la marihuana.

Michael Botticelli, director en funciones de la ONDCP, dijo por su parte al Comité que el número de adictos que consumieron la heroína en los últimos 12 meses se duplicó en cinco años al pasar de 373 mil en 2007 a 669 mil en 2012.

"No podemos salir de este problema arrestando gente (...) Necesitamos un enfoque integral para evitar las muertes por sobredosis", señaló el funcionario a los senadores.

La Ley de Salud Asequible del presidente Barack Obama amplió la cobertura para 62 millones de estadunidenses adictos a las drogas, toda vez que sólo el 11 por ciento de las personas con necesidad de tratamiento recibían atención médica.

Notimex