13 de febrero de 2013 / 02:34 p.m.

Aguascalientes • Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, trazó ayer una línea respecto al enfoque de la administración del presidente Felipe Calderón en materia de combate a la delincuencia y la inseguridad, y advirtió que para el gobierno de Enrique Peña Nieto no existe guerra alguna contra el crimen organizado.

“"Nosotros nunca hemos visto este proceso de estrategia contra la delincuencia como una guerra. Lo vemos como parte de un mandato que nos da la ley, de tener todos los instrumentos necesarios para poder combatir, para poder enfrentar este flagelo que todos los mexicanos lo toman como el número uno, el más importante y creemos que el tema de la prevención nos va a dar resultados a mediano plazo"”, dijo a pregunta de Multimedios, al término de la presentación de la Comisión Intersecretarial para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia.

Osorio Chong insistió en que ahora es importante enfocar esfuerzos en la prevención del delito. “"Es una apuesta que el Estado mexicano debe asumir”, sostuvo. A lo largo de los discursos leídos ayer por el presidente Peña Nieto y otros funcionarios durante el acto, no se pronunciaron conceptos antes socorridos como “guerra”, “batalla” o “"lucha"”.

El 2 de julio de 2007, al presentar su estrategia nacional de seguridad “"Limpiemos México"”, Calderón definió las acciones contra la delincuencia organizada como una “"guerra"”, un concepto que después prosiguió el resto del sexenio. “"La sociedad demanda acciones concretas para frenar a los enemigos de México"”, dijo en un acto realizado en Monterrey. “"Es por ello que desde los primeros días de mi gobierno dimos inicio a una guerra frontal contra la delincuencia y el crimen organizado"”.

Otros conceptos

Pero ayer, los principales estrategas anticrimen de la actual administración hicieron esfuerzos por dejar esa idea de lado. Roberto Campa Cifrián, subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana, rechazó que se esté hablando de la misma cosa.

“"Me parece que los conceptos son otros. Que factores de riesgo (pueden) convertirse en factores de oportunidad, en educación, inversión social, desarrollo social, me parece que particularmente en este tema los términos y los conceptos son otros"”, insistió.

—¿Es un mensaje a Felipe Calderón en torno a su estrategia?

—La realidad es que éste no es un mensaje, sino un llamado, una convocatoria a la ciudadanía de las regiones afectadas por la violencia de que iremos a apoyarles.

Campa Cifrián detalló que la implementación a ras de tierra de la estrategia de prevención anunciada ayer —con toda la batería de programas sociales que la conforman— arrancará en la zona metropolitana de la Laguna, en Durango y Coahuila; Monterrey, Nuevo León; Guadalajara, Jalisco; Zacatecas, Zacatecas; Ciudad Juárez, Chihuahua; Nuevo Laredo, Tamaulipas; Acapulco, Guerrero; y Cuautla y Cuernavaca, Morelos, por mencionar algunas ciudades.

ClavesNuevo paradigma

Suhayla Bazbaz, directora de Cohesión Comunitaria, organización no gubernamental consultada por el gobierno para identificar las zonas de atención prioritaria, coincidió en que el enfoque actual no es el de una guerra.

Lo definió como un “"cambio de paradigma"” en el que se atienden los efectos y los delitos pero, al mismo tiempo, sus orígenes.

“"Para el primer caso de intervención de municipios, consideramos a los más violentos, con mayor número de homicidios dolosos, pero en segundo lugar estamos pensando en municipios que tienen factores de riesgo"”, añadió.

VÍCTOR HUGO MICHEL