26 de enero de 2015 / 12:40 a.m.

 

Después de 19 años de carrera como futbolista profesional, el mediocampista argentino Juan Román Riquelme anunció su retiro del balompié.

Riquelme se encontraba en calidad de agente libre desde diciembre, tras finiquitar su relación con el club Argentinos Juniors.

Desde los inicios de su carrera fue considerado una gran figura del balompié pampero, lo cual le valió ser señalado como el sucesor de Diego Armando Maradona.

Sus inicios fueron en las fuerzas básicas del Argentinos Juniors, mismo club en donde comenzó el "Pelusa".

En 1996 fue contratado por el Boca Juniors, por recomendación del entrenador César Bilardo.

El "Narigon", quien fue campeón del mundo en 1986 dirigiendo a Maradona, el 11 de noviembre de ese mismo año ante el Club Atlético Unión.

Su mejor momento como "bostero" llegó en 1998, con la llegada de el estratega Carlos Bianchi.

Al lado del "Virrey", el Boca obtendría el Apertura 1998 y 2000, al igual que el Clausura 1999. En el plano internacional conquistaron la Copa Libertadores 2000 y 2001 y la Copa Intercontinental del 2000.

Como seleccionado juvenil argentino conquistó el Campeonato Sudamericano Sub-20 y el Mundial de la especialidad en 1997, sumado al Trofeo Esperanzas de Toulon en 1998.

Emulando al "Pelusa" campeón mundial juvenil en 1979.

Su proyección internacional fue en el 2000, con la conquista de la Copa Intercontinental ante el Real Madrid.

El "Gigio" fue la principal estrella de un cuadro en el que destacaban Oscar Córdoba, Walter Samuel, Guillermo Barros-Schelotto, Martín Palermo y Jorge Bermúdez.

En la temporada 2002-2003, tras no ser convocado al mundial, fue transferido al Barcelona.

Al igual que Maradona, Riquelme llegó al cuadro blaugrana considerado como una de las grandes promesas del futbol mundial.

Sus diferencias con Louis Van Gaal y Radomir Antic (entrenadores del conjunto catalán) opacaron su juego. Pese a ello encaminó al Barcelona a 11 juegos sin derrota en la Liga de Campeones de Europa, siendo eliminados por la Juventus en Cuartos de Final.

Tras su única campaña como blaugrana, siendo reemplazado por Ronaldinho, Riquelme fue transferido al Villarreal.

En tres campañas con el "Submarino Amarillo", el pampero se consolidó como figura, encaminando al equipo al tercer lugar de la liga en la campaña 200-2005 y a las semifinales de la Liga de Campeones en la 2005-2006.

Emulando una vez más a "D10S" (durante su estancia con el Napoli), impulsó a un modesto cuadro a la cima.

A raíz de sus diferencias con el entrenador Manuel Pellegrini, regresó al Boca Juniors.

Siguiendo una vez más los pasos de Maradona, quien vivió una segunda etapa en la escuadra sudamericana en los años noventa.

En el 2007 se coronó de nueva cuenta en la Libertadores, retornando brevemente al Villarreal en el segundo semestre del año.

Su retorno definitivo fue en el 2008

En su última etapa como "Xeneize" consiguió tres títulos de liga y la Recopa Sudamericana del 2008, antes de despedirse de manera definitiva en el verano del 2014.

Durante sus tres etapas con este equipo, se consolidó como uno de los mayores ídolos en la historia del Boca Juniors.

Su último equipo como profesional fue el Argentinos Juniors, con el cual jugó el segundo semestre del 2014.

Como seleccionado "albiceleste" su carrera no contó con muchas conquistas.

Mundialista en el 2006, no consiguió coronarse, llegando a los Cuartos de Final.

Su mayor gloria como parte de la selección mayor fue el Oro Olímpico en el 2008, al lado de figuras como Lionel Messi y Sergio Agüero.

RAFAEL RIVERA