20 de junio de 2016 / 06:51 p.m.

Estados Unidos.- La virtual aspirante presidencial demócrata Hillary Clinton aventaja a su rival republicano Donald Trump por siete puntos porcentuales entre votantes registrados y ocho entre votantes probables, por el apoyo abrumador de latinos y mujeres.

Aunque Clinton y Trump tienen altos niveles de impopularidad entre los electores estadunidenses a cinco meses de los comicios, casi la mitad de la población del país considera importante evitar que el millonario llegue a la Casa Blanca, según un sondeo de la Universidad Monmouth.

“Clinton tiene la ventaja conforme arranca la campaña general, particularmente en estados ‘columpio' claves. Sin embargo todo apunta que el electorado de 2016 está más polarizado que nunca”, sostuvo el director del Instituto de Encuestas de Monmouth, Patrick Murray.

Clinton aparece con una intención de voto de 47 por ciento contra 40 por ciento de Trump entre votantes registrados, y si se toma en cuenta a los votantes probables, la ventaja se ensancha a 49 por ciento contra 41 por ciento.

“Más importante, Clinton mantiene una ventaja de 47 por ciento a 39 por ciento en los más importantes estados ‘columpio', aquellos donde el margen de triunfo fue de menos de siete puntos porcentuales en 2012”, señaló el sondeo.

Los 10 estados “columpio”, que lo mismo pueden inclinarse hacia los demócratas que a los republicanos, son Colorado, Florida, Iowa, Nevada, Nueva Hampshire, Carolina del Norte, Ohio, Pensilvania, Virginia y Wisconsin.

Los pilares de la fortaleza política de Clinton continúan siendo las mujeres, donde goza de una ventaja de 57 por ciento frente a 30 por ciento para Trump, equivalente a 27 puntos porcentuales; así como las minorías latina, negra y asiática, donde la ventaja es 72-17 por ciento o 55 puntos porcentuales.

Trump sólo mantiene la delantera entre los votantes blancos no hispanos, de 49 por ciento contra 38, equivalente a 11 puntos porcentuales, que se ha reducido en comparación con meses previos.

Expertos coinciden que el ascenso de Trump sufrió un descalabro a raíz de la controversia que detonó al acusar de prejuiciado al juez méxico-americano Gonzalo Curiel, quien tiene a su cargo la demanda civil por fraude contra Trump University en San Diego.

Las acusaciones de Trump fueron no sólo denunciadas por legisladores demócratas y latinos, sino por los propios republicanos. El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, calificó las palabras de Trump como un arquetipo de “racismo”.

Los problemas políticos de Trump continuaron luego que renovó su llamado a prohibir la entrada de musulmanes a Estados Unidos, así como de otros inmigrantes del Medio Oriente, tras la masacre de Orlando en que el afgano-estadunidense Omar Mateen causó la muerte de 49 personas.

Casi seis de cada 10 estadunidenses se oponen a la idea de un bloqueo generalizado de ingreso al país de todos los inmigrantes que residan en países con un historial de agresiones a Estados Unidos.

A pesar de los traspiés de Trump, los dos virtuales candidatos presidenciales son particularmente impopulares, en comparación con los abanderados demócratas y republicanos de otros ciclos electorales.

Clinton tiene una imagen desfavorable para el 52 por ciento de los estadunidenses, pero es superada cómodamente por Trump, cuyo nivel de impopularidad es del 57 por ciento.

Más aún, casi la mitad de los votantes estadunidenses (49 por ciento) consideran importante evitar que Trump llegue a la Casa Blanca.

Clinton aventaja además a Trump en dos de los temas las importantes para los electores estadunidenses, el manejo de la economía y la creación de empleos, así como en la lucha contra el terrorismo.

El sondeo de la Universidad Monmouth fue realizada del 15 al 19 de junio con 803 votantes registrados, con un margen de error de 3.5 puntos porcentuales.