NOTIMEX
24 de octubre de 2017 / 08:53 p.m.

DALLAS.- La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos colocó en su lista de los 10 fugitivos más buscados a Alejandro Castillo, un adolescente hispano que las autoridades sospechan se haya escapado a México, tras matar a su ex novia en Carolina del Norte el año pasado.

Castillo, de 18 años, es una de las personas más jóvenes entre los más de 500 fugitivos que han sido colocados en la lista desde su creación en 1950.

El FBI informó que Castillo, habla de manera fluida el español y es posible que se encuentre viviendo en las comunidades mexicanas de San Francisco de los Romo, o en Pabellón de Arteaga, ambas en el estado de Aguascalientes, aunque también podría haber viajado a las entidades de Guanajuato o Veracruz.

El adolescente, por el que se ofrece una recompensa de 100 mil dólares, podría también estar utilizando los nombres de Álex Castillo, Alejandro Rosales o Alejandro Rosales Castillo.

Las autoridades sospechan que Castillo asesinó el 9 de agosto de 2016 a su ex novia Truc Quan Ly Le, de 23 años, quien era también su compañera de trabajo en un restaurante de Charlotte, Carolina del Norte.

De acuerdo con las autoridades, Castillo le debía unos mil dólares a la víctima y éste le propuso a través de mensajes de texto, el reunirse para pagarle el préstamo.

Cuando la víctima llegó al lugar de la reunión, Castillo aparentemente no tenía intención de devolver el dinero. En cambio, de acuerdo con la policía de Charlotte, Castillo forzó a la víctima a retirar una gran suma de dinero de un cajero automático.

Los investigadores creen que Castillo condujo a la mujer a un área remota a las afueras de Charlotte, donde le disparó en la cabeza y arrojó su cuerpo a un barranco.

Castillo y su nueva novia huyeron en el automóvil de la víctima. El vehículo fue encontrado luego en una estación de autobuses de Phoenix, Arizona.

Videos de vigilancia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) captaron a Castillo y a su cómplice cruzando la frontera de Nogales, Arizona, hacia México, el 16 de agosto de 2016.

Dos meses después del homicidio, la mujer que estaba con Castillo se entregó a las autoridades mexicanas y ahora está de vuelta en Carolina del Norte acusada de homicidio.



dat