MILENIO DIGITAL
12 de marzo de 2017 / 01:58 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- De las 600 empresas interesadas en construir el muro en la frontera entre México y Estados Unidos, 10 por ciento es propiedad de hispanos, es decir 62, de acuerdo con una publicación de The Guardian.

Estas firmas están registradas formalmente para elevar la valla prometida por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien busca evitar la entrada de migrantes.

No obstante su origen, hay empresarios dispuestos a competir por la licitación aunque no estén de acuerdo con la construcción del muro fronterizo.

“Por razones ambientales, es tonto. Desde el punto de vista económico, es tonto. Yo defiendo su derecho a ser estúpido. Si quieres montar una pared, voy a colocar la mejor pared que pueda y voy a pagar a mi gente”, dijo Patrick Balcázar, dueño de la firma puertorriqueña de construcción San Diego Project Management PSC.

Desde que Trump anunció la construcción de un muro, la idea fue rechazada por el gobierno mexicano e incluso por una buena parte de los estadunidense. Según una encuesta realizada en febrero pasado por Pew Research Center, 62 por ciento de los estadunidenses se oponen.

Pero para los constructores lo importante es ganar la licitación para tener más trabajo. El director de la empresa De la Fuente Construction, Jorge Díaz, dijo que no es quien para juzgar las implicaciones de la valla.

“No estamos en la política, no estamos ni a la izquierda ni a la derecha. Somos una empresa de construcción y así sobrevivimos. No lo vemos como política, solo lo vemos como un trabajo”, señaló.

Jorge Díaz nació en San Diego según la página web de su empresa, pero estudió la primaria y la secundaria en México.

El diario británico entrevistó a otro empresario hispano llamado Frank Meza, gerente general de Tabeza Holdings, quien se especializa en contratos federales de construcción y está ofertando para construir el muro a pesar de ser migrante.

La diferencia con Meza es que es un veterano de guerra. “Como ex veterano creo que es importante apoyar a nuestro presidente siempre y cuando esté dentro de la ley”, dijo.

Sin embargo, aunque acepta que es necesaria una defensa fuerte de Estados Unidos, duda que el muro vaya a ser tan útil como mucha gente ha presumido.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos aplazó la fecha de la licitación para el muro hasta el 15 de marzo.

A través del portal de licitaciones federales, informó que, como consecuencia, las fechas de recepción de las respuestas a las dos fases de esta adquisición se recorrerán.

Por la tanto, la fase 1 de la Solicitud de Propuestas se realizará por el 20 de marzo y requerirá que los proveedores presenten un documento conceptual de su prototipo, que dará lugar a la evaluación y selección de oferentes.

La fase 2 requerirá que los oferentes presenten propuestas en respuesta a la solicitud de propuestas completa, incluida la fijación de precios, la cual deberá presentarse para el 3 de mayo.