5 de septiembre de 2014 / 08:19 p.m.

 

NEWPORT.- El presidente de Francia, el socialista Francois Holande, se está defendiendo de acusaciones de su ex primera dama de que él desprecia a los pobres.

Un Hollande visiblemente indignado insistió el viernes en su dedicación a "los más débiles, los más humildes, los más pobres", y dijo que esa es su "razón de ser".

"Nunca aceptaré que el compromiso de mi vida sea cuestionado", les dijo Hollande a reporteros en la cumbre de la OTAN en Newport, Gales.

De acuerdo con un libro de su ex compañera Valerie Trierweiler lanzado esta semana, Hollande una vez se refirió a los pobres como “desdentados”, una referencia a aquellos que no pueden pagar por cuidados dentales. Muchos críticos de Hollande han aprovechado el término.

Hollande y Trierweiler se separaron en enero en medio de reportes de que el presidente tenía una relación amorosa con una actriz.

FOTO: Reuters