AP
28 de junio de 2018 / 10:44 a.m.

SHANGHÁI.- La policía de Shanghái informó el jueves que un hombre de 29 años usó un cuchillo de cocina para atacar a tres niños y una madre cerca de una escuela, matando a dos de los menores.

La oficina de seguridad pública del distrito de Xuhui informó a través del portal Sina Weibo que el sospechoso llevó a cabo el ataque alrededor de las 11:30 am y fue detenido con ayuda de transeúntes. Dos niños murieron en el hospital, indicó la oficina.

Agregó que la mujer y un niño que sobrevivieron no tenían lesiones que pusieran en peligro sus vidas.

Tras el incidente, una fila de policías custodiaba la acera donde se produjo el ataque, mientras personal de limpieza usaba agua para limpiar el área.

Gente se reunió en pequeños grupos y algunos depositaron ramos de flores al pie de un árbol y sobre una cerca. "Niño", decía una nota escrita a mano sobre un ramo de crisantemos blancos. "No hay sufrimiento en el cielo. Espero que todo esté bien para ti en el cielo".

La policía dijo que el hombre, de apellido Huang, llegó a Shanghái a principios de este mes y estaba desempleado. Agregaron que llevó a cabo el ataque "para vengarse de la sociedad".

El sospechoso no pudo ser contactado para hacer comentarios.
Debido a que la ley china restringe estrictamente la venta y posesión de armas de fuego, los ataques masivos generalmente se llevan a cabo con cuchillos o explosivos caseros.

En el pasado, atacantes de este estilo han sido descritos como enfermos mentales o que guardan rencor contra la sociedad.

Muchos de esos incidentes se han producido en escuelas, incluidas varios en 2010 en los que murieron unos 20 niños, lo que provocó una respuesta de altos funcionarios gubernamentales y llevó a muchas escuelas a reforzar la seguridad.



ilp